Anuncia Estados Unidos ratificación de T-MEC a más tardar en octubre

 26-08-2019
Emiliano Fuentes

 

   

 

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de Estados Unidos (EU), pronosticó este domingo 25 de agosto 2019 que el Congreso estadounidense ratificará "en el próximo mes o dos" el nuevo tratado comercial con México y Canadá (T-MEC), a pesar de que la oposición demócrata asegura tener reservas sobre el pacto.

"Esperamos tener el T-MEC aprobado en el próximo mes o dos. Eso va a añadir mucho crecimiento en Estados Unidos, México y Canadá", dijo Mnuchin

El titular del Tesoro no expuso mayores detalles sobre cómo espera el gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, convencer a los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes, de dar el visto bueno al acuerdo comercial.

Por su parte, el gobierno de México publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el lunes 29 de julio de 2019, el protocolo para sustituir formalmente el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde 1994, por el nuevo Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Sin embargo, también del lado mexicano hay incertidumbre en los inversionistas por diversas características del nuevo acuerdo comercial como aseguró Luis Márquez Báez, presidente de la Asociación de Agentes Aduanales.

T-MEC se firmó el 30 de noviembre de 2018 en Buenos Aires, el último día de gobierno de Enrique Peña Nieto y ha significado una negociación de 13 meses donde Donald Trump impulsó muchos de los nuevos puntos del acuerdo comercial, argumentando que el tratado de libre comercio de América del Norte (TLCAN), era "desastroso" para la economía estadounidense.

La alianza incorpora nuevas disposiciones en materia de reglas de origen, derechos laborales y ambientales, corrupción, mecanismos de solución de controversias, entre otras pautas, mismas que generan dudas ante la ratificación del T-MEC en su aplicación por parte de los demócratas.

Entre las nuevas reglas, el acuerdo tendrá una duración de 16 años, a revisar cada seis y se supervisará a las partes para adoptar las normas y prácticas laborales conforme lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), representando una normatividad mucho más estricta y tiempos de revisión que no son propios de un tratado comercial, generando aún más dudas en cuanto a éste.

Otro de los factores más cuestionables del tratado, son las condiciones para que los vehículos no sean gravados con impuestos. En el T-MEC se acentúan las reglas de origen puesto que ahora el 75% de la elaboración de un automóvil debe ser producido en uno de los países firmantes del tratado, a diferencia del TLCAN donde se exigía el 62.5% y ahora obliga a la industria a adoptar dichas medidas.

Luis Márquez Báez, presidente de la Asociación de Agentes Aduanales de Ciudad Juárez, comentó que mientras Estados Unidos no haga la propia ratificación del tratado, habrá incertidumbre por parte de los inversionistas, pues no podrá entrar en vigor hasta terminar los procesos internos en la totalidad de los países miembros.

Estados Unidos depende en gran medida de las próximas elecciones de noviembre 2020 para la aprobación del T-MEC, ya que ha jugado un papel central en el debate político y económico entre demócratas y republicanos.

Ante la inminente ratificación del T-MEC por parte de Estados Unidos, el tratado comercial genera incertidumbre por las reservas que se puedan generar en la Cámara de Representantes, la pronta ratificación plantea oportunidades para desarrollar las tres economías norteamericanas firmantes y ayudaría a tranquilizar a los inversionistas.