Comunidad artística en crisis por restricciones ante el COVID-19

 22-03-2020
Tony Ortiz

 

   

 

Las personas contagiadas y los decesos no son los únicos estragos que trajo consigo el COVID-19 en el día a día. Por lo menos, desde el inicio del mes de marzo, muchos sectores de la sociedad se han paralizado al grado de dejar sin trabajo a varios miles de mexicanos. Uno de los sectores más golpeados en este periodo de aislamiento recomendado por la Secretaría de Salud es el cultural, a consecuencia del cierre de cines y teatros. Muchos artistas debieron bajar el telón forzosamente debido a la inminente disminución del público.

También grandes festivales con artistas internacionales, pero con participación de músicos locales se han pospuesto para la segunda parte de 2020, como sucedió con el festival Pal Norte en Monterrey. Otros festivales como el Hello Festival y el festival Vaivén reprogramaron sus eventos.

Comunidad de Trabajadores del Arte y la Cultura, Espacios Culturales Independientes y Civiles Organizados conformados en el movimiento #NoVivimosdelAplauso denuncian que la crisis les ha afectado sobremanera y piden se les tome en cuenta en la distribución del fondo emergente aprobado el miércoles 18 de marzo por la Cámara de Diputados, el cual asciende a 180 mil 733 millones de pesos para enfrentar emergencias como el COVID-19 por parte del gobierno federal. Esta iniciativa fue propuesta por el morenista Mario Delgado y aprobada por 256 votos a favor.

Artistas de todas las áreas no solo siguen padeciendo el incumplimiento de la Secretaría de Cultura de los pagos de presentaciones del 2019, sino que ahora se enfrentan también a la falta de empleo debido a la cancelación de festivales, muestras, encuentros, ferias del libro y congresos en una de las temporadas más activas del año.

Será a partir del 20 de abril que se comience a trabajar para restaurar la dinámica cultural del país, siempre y cuando se hayan mantenido a raya los casos de infecciones en México. Los artistas están preocupados debido a que en el pasado, específicamente en la crisis sanitaria de 2009 por el H1N1 no tuvieron la respuesta esperada por parte del Estado.

Por su parte la secretaria de cultura Alejandra Frausto informó a través de su cuenta de Twitter sobre la creación de un "banco de funciones" para aquellos artistas contratados durante el periodo de aislamiento y que, en las próximas semanas, se lanzará una convocatoria para que los mismos puedan trabajar desde casa. Hasta el momento se desconocen detalles de tal convocatoria.

Como comunidad cultural, los integrantes se encuentran preocupados, puesto que aún no se conoce ningún tipo de plan de contingencia para el área de cultura como se ha hecho en otros países. Además, el incumplimiento de algunos acuerdos realizados en diciembre de 2019 deja una incertidumbre aún mayor.

El secretario de cultura de la Ciudad de México, José Alfonso Suáres del Real, exclamó que "… la situación que viven los artistas es la misma que viven los trabajadores de cualquier empresa y de cualquier ramo". Esta declaración ha mostrado descontento en la comunidad artística, pues a diferencia de otras áreas laborales, los artistas carecen de prestaciones que pudieran ayudar a solventar sus necesidades mínimas durante estos momentos de austeridad. Incluso, ante este panorama, muchos artistas colaboran compartiendo su trabajo a través de Internet de manera gratuita para ayudar a soportar el periodo de aislamiento.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-