Las críticas de medios de comunicación a los servicios de salud gratuita del Insabi

 15-01-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

Los medios de comunicación expresaron su opinión tras el anuncio del nuevo esquema de salud pública en México, el Instituto para el Bienestar (Insabi). El instituto inició operaciones el 1 de enero de 2020 y su premisa es dar salud gratuita a más de 69 millones de mexicanos, además de brindar servicios con tecnología de punta. A pesar de todos los esfuerzos, los medios mexicanos reflejaron las percepciones de una parte de la población. El tema convirtió en una incógnita para la salud pública del país.

A través de Grupo Milenio, el periodista Joaquín López Dóriga en su artículo de opinión "En Privado" argumentó que el exsecretario de Hacienda Carlos Urzúa dijo haber hecho un "análisis demoledor del Instituto Nacional del Bienestar que carece de un sustento normativo, financiero y operativo, además de falta de certidumbre en cuanto a sus aportaciones y de reglas claras". Ante esto el titular del Insabi Juan Antonio Ferrer Aguilar contestó, "Urzúa estaba en desacuerdo con su creación pidiendo, dijo más intervención privada, pero iba en contra de la 4T".

Por otra parte, Salomón Chertorivski, político y economista mexicano, exsecretario de Salud durante un año en el sexenio de Felipe Calderón dijo a través de su cuenta de Twitter, "la certeza del Seguro Popular ha sido sustituida por una ilusión y una frase: ‘Salud universal sin financiamiento ni planificación. La crisis está a la vista’". Además agregó un documento llamado "Pensando México" publicado el 5 de agosto de 2019 de seis exsecretarios de salud donde hacen una advertencia de las consecuencias de echar atrás el Seguro Popular.

De igual manera, Julio Frenk exsecretario de Salud durante el mandato de Vicente Fox dio su punto de vista al periódico El Universal. Además, por medio de un artículo publicado en conjunto con Chertorivski en el diario Reforma, dijo que las entidades federativas no saben qué recursos recibirán y en consecuencia, no pueden planificar. Del mismo modo, las instituciones de alta especialidad no saben si el Insabi les seguirá pagando, como lo hacía el extinto fondo de protección a gastos catastróficos o si ahora deben cobrar cuotas.

Excelsior titula un artículo de Francisco Garfias "Insabi, demagogia que contrasta con la realidad". La columna muestra cómo el desabasto y los pacientes rechazados generan crisis al sistema de salud.

Asimismo, Julio Astillero informó en su canal de YouTube sobre la reunión del presidente López Obrador con gobernadores realizada el 14 de enero de 2019. En el encuentro, se tenía previsto dialogar sobre asuntos de seguridad y el Insabi. Allí se esperaba una reunión "candente" en cuestiones políticas, pero "acabó en solo una reunión social" y del Instituto del Bienestar no se habló.

Las opiniones son variadas entre los medios de comunicación; sin embargo convergen en puntos fundamentales como un comienzo caótico del Insabi. No hay una clara idea de la estructura en el nuevo programa de seguridad social y su financiamiento. Periodistas concuerdan, el Insabi tiene fallas de organización y falta de información; no obstante, busca mejorar lo que el ya extinto Seguro Popular hizo durante sexenios anteriores.