Desaceleración sincronizada de economía coincide con recorte de FMI a México

 14-10-2019
Redacción NotiPress

 

   

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo un nuevo recorte en la previsión de crecimiento de México y lo situó en 0.4% para 2019. Tan solo en octubre de 2018, las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano era de 2.5%, en sintonía con el promedio mundial.

La reducción pronosticada por el FMI a México se debe en lo externo a la desaceleración económica mundial. En lo interno, lo atribuye a la calidad crediticia de México, argumento que generaría desmotivación a los inversionistas. También, un riesgo en caso de relajación con el compromiso fiscal, mantener la fortaleza de las instituciones y a fin de cuentas, cuan favorable podría ser el entorno para los negocios.

Kritalina Georgieva, directora gerente del FMI, utilizó una analogía entre el nado sincronizado y la economía. Aprovechó para tomar prestado el concepto en honor a su antecesora, Christine Lagarde, quien fue parte del equipo francés de natación sincronizada. En un discurso el 8 de octubre, lanzó la pregunta de qué se puede hacer para curar las fracturas de la economía mundial a fin de estimular el crecimiento económico de forma más vigorosa.

Citó la situación de la economía global en 2017, donde se encontraba en 'un periodo de auge sincronizado'. Para los propósitos del PIB, el 75% de las economías del mundo estaban en fase de aceleración. Sin embargo, en 2019, se prevé el crecimiento disminuya en casi el 90% de los países del mundo. Dijo, la desaceleración significa caer a tasas de principios de la década.

Por su parte, el FMI sugirió generar confianza a inversionistas y consumidores mediante una cóctel de políticas fiscales amigables al crecimiento, alineados en el esfuerzo de la administración de Andrés Manuel López Obrador de encausar la deuda en una espiral descendente. Asimismo, recomendó incrementar aquellos ingresos de fuentes distintas a las petroleras, como también hacer eficiente el gasto público.

Estados Unidos y China juegan un rol importante en la economía global. Un avance signado como relevante por la administración de Donald Trump, sugiere, la nueva tregua comercial pondrá paños de agua fría para las negociaciones entre las dos potencias. Este 11 de octubre, el eje de discusión cambió, con el propósito de encausarse hacia un principio de acuerdo entre la delegación china encabezada por Liu He y la administración estadounidense en Washington. Estados Unidos aplazó la aplicación de aranceles y espera sellar un acuerdo de estas conversaciones en la reunión del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en noviembre de 2019 en Chile.