Día Internacional para la Cooperación Sur-Sur, ¿cuáles han sido sus avances?

 12-09-2019
Jimena Rivera

 

   

 

Día Internacional para la Cooperación Sur-Sur se celebra cada 12 de septiembre, y tiene por objetivo concienciar a los ciudadanos del mundo sobre las iniciativas tomadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dirigidas a que los países en desarrollo cooperen entre sí. Asimismo, se celebran los avances económicos, sociales y políticos de recientes años en regiones y países del Sur, manifestando la solidaridad entre pueblos y países que contribuyen al bienestar de las poblaciones y el logro de los objetivos de desarrollo acordados internacionalmente, tales como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Esta celebración también enfatiza los esfuerzos de las Naciones Unidas para trabajar y fomentar la cooperación técnica entre los países en vías de desarrollo, factor que ayuda en la implementación y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los países en desarrollo comparten conocimientos, habilidades, experiencias y recursos que puede acelerar los progresos hacia la aplicación y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

ONU en 2015 aprobó la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino para mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás. La Agenda cuenta con 17 objetivos de desarrollo sostenible, que incluyen desde la eliminación de la pobreza hasta el combate al cambio climático, educación, igualdad de la mujer, defensa del medio ambiente o el diseño de las ciudades.

A casi cuatro años de la implementación de la Agenda 2030, los adelantos hacia el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible no han mantenido el ritmo en función de cumplir con ellos, y registran un retroceso referente a erradicar el hambre. Según ese estudio, los principales retos para alcanzar las metas fijadas para 2030 son la persistencia del hambre y la pobreza, la rapidez del cambio climático, la desigualdad, los conflictos y la urbanización acelerada.

El informe, elaborado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (DESA), encontró, de 2015 a 2016 aumentó en 38 millones el número de personas que sufren hambre, para sumar un total de más de 820 millones. El incremento, el primero en más de una década, se debió en gran parte a los conflictos en 18 países y a una devastadora temporada de huracanes en el Atlántico Norte que causó pérdidas de más de 300.000 millones de dólares.

Respecto a la pobreza extrema, el estudio señala que ha disminuido considerablemente desde 1990; aunque sigue presente en sus peores formas en ciertos puntos de la Tierra y todavía en 2013, el 11% de la población mundial, o 783 millones de personas, vivían por debajo del umbral de pobreza.

La evaluación es positiva en algunos aspectos. Por ejemplo, la mortalidad entre los niños menores de cinco años cayó casi 50% en los países menos desarrollados. El matrimonio infantil ha disminuido y el riesgo de que una niña del sureste asiático se case bajó más de 40% entre 2000 y 2017.

Para México, La Cooperación Sur-Sur ha sido un referente en sus prácticas de cooperación. No obstante, desde hace algunos años, México tiene un interés renovado en convertirse en un dinámico promotor de la CSS a partir de una serie de modelos que la ONU ha catalogado como novedosos en torno a la visión de encontrar soluciones comunes a retos compartidos en la región.

Cooperación Sur-Sur México apoyada por la ONU ha contribuido a la realización de 44 proyectos y actividades de CSS, de los cuales 37 se han dirigido a países de LAC, 24 se enfocan en países de Centroamérica y el Caribe, además se realizaron 50 talleres y foros de diálogo impulsando en el país más de 90 iniciativas de Cooperación Sur-Sur, 18 fondos, programas, agencias especializadas y comisiones de la ONU en México acompañan estas iniciativas.