¿Qué dicen expertos sobre afectaciones en cierres de fronteras por variante ómicron?

 01-12-2021
Gustavo Torres

 

   

 

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que la variante ómicron de Covid-19 es una "variante de riesgo" y prendió las alarmas por un posible rebrote de contagio. Mientras países como Francia, Israel y Japón han vuelto a aplicar restricciones para zonas de alto riesgo, autoridades mexicanas señalan que un cierre de fronteras son protocolos contraproducentes. "Las restricciones de viajes o cierres de fronteras son medidas poco útiles; afectan la economía y el bienestar de los pueblos", indicó el titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, en la Secretaría de Salud de México, Hugo López Gatell, en su cuenta de Twitter. Mientras tanto, la OMS insta a los países a seguir las regulaciones científicas y de salud para atender esta problemática. "Más Claro" de Corroborado, unidad de fact-cheking de NotiPress analizó la información compartida por expertos para conocer las implicaciones presentadas en cierres de fronteras en el mundo.

El gobierno de Nuevo León anunció el 28 de noviembre de 2021 las estrategias a seguir para prevenir la propagación de la variante ómicron en el estado. Una de ellas está relacionada con la instalación de un módulo en el Aeropuerto internacional Mariano Escobedo para tomar muestras de PCR a viajeros que regresen del extranjero. De la misma manera, se realizará un monitoreo a pacientes en hospitales en búsqueda de mutaciones de coronavirus. Pese a que no se tienen contempladas suspensiones de actividades por parte de los ciudadanos, no se descartan en caso de ser necesarias. En zonas europeas como Francia, solo se podrá viajar si se tiene un motivo imperioso para hacerlo. Estos se limitan para ciudadanos, trabajadores e investigadores, siempre y cuando tengan un esquema de vacunación completo.

Matshidiso Moeti, director de la OMS África, explicó que las restricciones de viaje pueden generar reducción leve de propagación de Covid-19, pero suponen una pesada carga para vidas y medios de subsistencia. De esta manera, ante la variante ómicron, si se implementan restricciones, no deben ser innecesariamente invasivas o intrusivas, y deben tener una base científica, de acuerdo con el Reglamento Sanitario Internacional. Este pone especial énfasis en el liderazgo de la respuesta nacional en el nivel institucional más alto posible. De la misma manera, exige una rápida movilización y negociación de recursos nacionales, tanto financieros como humanos.

Por su parte, Amnistía Internacional asegura que durante la pandemia por Covid-19, el objetivo principal es controlar la propagación del virus, garantizando la salud pública y proteger a poblaciones más vulnerables. Medidas como aislamiento preventivo, restricciones de viajes y cierres de fronteras, afectan, según la organización, al derecho a la libertad de circulación. Además, la población no podrá abandonar el país de origen para trabajar en otros, y el aislamiento no solo contribuirá a la pobreza y ralentización del desarrollo, sino generará reservorios de infección. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) señala que para realizar una buena gestión de fronteras durante la pandemia, hay medidas concretas para migrantes y personal de fronteras y puntos de entrada.

  • Proveer capacitación relacionada a Covid-19 para personal de inmigración y salud fronteriza.
  • Proporcionar información de salud a viajeros y debe estar disponible en varios idiomas. Además de facilitar equipo de protección como mascarillas, guantes y desinfectante de manos.
  • Asegurar el suministro de infraestructura y equipo en los puntos de entrada.
  • El personal de inmigración y fronteras debe estar preparado para cada situación probable, incluida la posibilidad de la llegada de pasajeros enfermos.

De acuerdo con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) durante cuarentenas, normas internacionales de derechos humanos exigen que se respeten y protejan los derechos de personas sometidas a ellas. Asimismo deben ser satisfechas sus necesidades básicas, como cobijo, alimentos, agua y saneamiento adecuados para la vida digna.

En julio de 2020, Michael Ryan, director de emergencias de la OMS, señaló que los cierres fronterizos son solamente útiles cuando se combinan con otras medidas para romper la transmisión del Covid-19. "Mantener fronteras internacionales cerradas no es necesariamente una estrategia sostenible para la economía mundial, o para los más pobres del mundo, o para cualquier otra persona", dijo a través de un comunicado.

Si bien algunos países con transmisión intensa necesitan medidas de confinamiento, cierre de fronteras y otros bloqueos no deben ser implementadas sin protocolos de salud complementarios. "Con la variante ómicron, la implementación de prohibiciones de viaje dirigidas a África ataca la solidaridad global. La Covid-19 explota constantemente nuestras divisiones y solo obtendremos lo mejor del virus si trabajamos juntos por soluciones", asegura Matshidiso Moeti.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS