Las malas noticias de las becas y programas de AMLO

 10-08-2019
B Amigon

 

   

 

De los 25 programas prioritarios presentados en agosto de 2018 por el entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y destinados a diversos sectores de la población, hay algunas situaciones imprevistas, entre ellas la falsificación de documentos, la tala de árboles no permitida o simplemente que no muchos aplicaran a sus programas. Los números de beneficiarios son grandes y se estima seguirán creciendo en el sexenio. Aquí algunos ejemplos.

El primer caso es por la beca Jóvenes Construyendo el Futuro (JCF), la cual recientemente ha cerrado su registro. Hasta el 11 de julio habían poco más de 792 mil becarios inscritos al programa gestionado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS). El programa ofrece 3,600 pesos mensuales a jóvenes de 18 a 29 años que no estudian o trabajan.

Sin embargo, con datos del Informe sobre Finanzas Públicas al Segundo Trimestre de la Secretaría de Hacienda, el presupuesto programado para el JCF era de 16,747 millones de pesos (mdp), pero sólo se utilizaron 6,244 mdp; un subejercicio presupuestal de 10,502 mdp o el 63% de los estimado.

En esta línea, en Baja California Sur el programa no tuvo las solicitudes esperadas pues sólo hubo 3,407 becas registradas. Junto con Baja California y Aguascalientes, estas fueron las tres entidades con menor número de registros, la primera con 2,150 becas y 4,638 la segunda. En BCS estos números se atribuyen a la alta demanda de empleo en el estado, de acuerdo con Víctor Manuel Castro Casío, coordinador de Programas Federales.

Otro caso, es la tala inmoderada en regiones serranas de Veracruz para recibir ayuda del programa Sembrando Vida, según información de la diputada Edith García Rosales. Estos árboles talados tenían entre 50 y 100 años de vida; ahora el recuperar estas zonas tardará mucho tiempo y se teme no vuelva a ser la misma debido a los efectos del cambio climático.

Sembrando Vida es un programa con el apoyo de 5,000 pesos para plantar y cultivar árboles frutales y maderables en un millón de hectáreas. Se tenía planeado principalmente para regiones indígenas y ha cubierto cuatro mil ejidos en Chiapas, Tabasco, Veracruz, Puebla, Yucatán, Quintana Roo, Durango y Campeche .

Además, otro caso, bastante común en programas gubernamentales, ocurrió en Sinaloa con la Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad cuando personas que no tenían una discapacidad y eran negadas de la ayuda, regresaban con certificados que avalaran una discapacidad. Entre los pacientes estaban personas con lentes, dolores en la rodilla o adultos mayores , todos casos sin discapacidad solicitando el programa.

Patricia López Aguilar, delegada regional de Programas Sociales del Gobierno Federal , indicó que se están revisando las solicitudes para verificar a quienes realmente sean personas discapacitadas y que se planea el envío de un escrito a la Ciudad de México para evidenciar el problema.

Así, la falta de solicitudes, la tala inmoderada y certificados médicos falsos son sólo algunos problemas que han surgido debido a los programas de estímulo que ha llevado a cabo la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.