Mobiliario ergonómico resulta clave para la salud de empleados en home office

 08-02-2021
A Amigon

 

   

 

Crédito foto: Herman Miller

Crédito foto: Herman Miller

 

Ya sea trabajo en oficina o home office, en términos de salud y ergonomía se tratan de los mismos riesgos para los trabajadores. Especialistas en Estados Unidos, la Unión Europea y demás han verificado mantenerse sentado por 8 horas al día implica grandes riesgos a la salud de los oficinistas. Las empresas y empleadores deben velar por la salud de los empleados ofreciendo el mobiliario adecuado, como sillas ergonómicas, que evite riesgos psicosociales.

Según el Liberty Mutual Research Institute for Safety, cada dólar invertido en la seguridad de los empleados representa un ahorro de entre 3 y 6 dólares a la empresa. Es decir, la inversión en el mobiliario ergonómico que prevenga desórdenes músculo-esqueléticos, representa un ahorro para las compañías, así como un aumento en la productividad.

Este dato se vuelve aún más relevante en un esquema de trabajo home office, una modalidad presente durante la pandemia de Covid-19 y que actualmente en México es regulado desde enero 2021. En artículo 31 de la reforma se específica el jefe debe brindar el material o equipo necesario al empleado para poder trabajar, como equipos de cómputo, impresoras, sillas ergonómicas, entre otros.

La ergonomía actualmente es un tema de suma importancia para las compañías, y se vuelve una problemática al considerar la falta de equipo ergonómico para los empleados en casa por home office. Menciona al respecto Arturo Mota, director regional de Ventas para Herman Miller México, "las sillas de oficina deben considerarse hoy como una herramienta más de trabajo y bajo esta consideración su desempeño está ligado a los beneficios que cada empresa determine para sus empleados".

En inversión en mobiliario de calidad podría implicarse una inversión promedio de 20 mil a 30 mil pesos para las empresas, dependiendo del tamaño y cantidad de empleados. Mas los beneficios de esta se muestran a largo plazo, con el aumento de productividad y la disminución del costo de seguros médicos o incapacidades.

"Garantizar una buena postura mediante diferentes herramientas es una obligación y un apoyo que generará un incremento en la productividad. Contar con una silla ergonómica como una herramienta más de trabajo garantiza entre un 15% y 20% más de la productividad, disminuyendo distracciones y proporcionando beneficios físicos y mentales", aseguró Arturo Mota.

Asimismo, también existen ejercicios y pausas para actividad física que permiten evitar riesgos mayores a la salud para los empleados incluso ahora en un esquema home office. Diversas son las acciones posibles para evitar lesiones a mediano y largo plazo, pero es fundamental exigir este mobiliario ergonómico por parte de las compañías como su deber con el trabajador.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS