Queer Cannabis Club busca unir a la comunidad LGBTQ+ y la industria del cannabis

 16-06-2022
Fernanda Martínez
   

 

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

Crédito foto: Sergio Cara (NotiPress)

 

Durante la semana de Esquí Gay de Aspen en enero de 2022 el Queer Cannabis Club (QCC) anunció el primer consorcio LGBT+ de la industria del cannabis. Este consorcio nació de la combinación de tres empresas con giros distintos, el minorista de lujo, Farnsworth Fine Cannabis, la revista Different Leaf y la compañía de bebidas, CANN Social Tonics.

Se colocaron en un salón durante dos días en la Semana de Esquí Gay, donde los y las asistentes pudieron conocer a los fundadores, obtener un obsequio y aprender sobre el QCC. Sin embargo, la idea se remonta al Mes del Orgullo 2021, cuando Alexander Farnsworth, fundador y director general de Farnsworth Fine Cannabis, concibió y lanzó la idea.

En marzo de 2021 el fundador y director general de la tienda minorista de lujo inauguró la primera tienda física en Great Barrington, Massachusetts. Pero, de acuerdo con una entrevista a Forbes, Instagram vetó la publicidad de eventos, como la inauguración, por ir en contra de las normas comunitarias de la aplicación en torno al cannabis.

La marihuana LGBT+ tiene principalmente dos objetivos de acuerdo con su fundador, la primera es crear una comunidad queer en la industria de la marihuana. Así como, juntar a artistas, empresarios, creadores, bon vivants, y cualquier persona interesada en ampliar la "conciencia humana".

Tanto Farnsworth Fine Cannabis como Different Leaf son empresas que se encuentran en Massachusetts. La revista comenzó sus lanzamientos trimestrales en 2019, además tiene un podcast y edita la revista a nivel nacional.

Por su parte, CANN Social Tonics se incorporó de manera causal, tras el encuentro entre Farnsworth y el cofundador del fabricador de bebidas, Jake Bullock. A quién se le presentó la idea de integrarse como socio de la nueva marca y lanzarla durante la Semana del Esquí Gay de Aspen, Colorado.

Bullock aseguró que las personas de la comunidad LGBTQ+ suelen consumir sustancias en mayor medida. Pues, las consideran una forma de ser aceptados y validados, por lo cual el cannabis debe de ser consumido de forma correcta y no como un escapismo. Por su parte, Farnsworth aseveró que la marihuana fue un medio por el cual se sintió libre y actualmente en la industria existe un lugar para las personas de la comunidad.

Según destacó el promotor del QCC, el consorcio ya cuenta con el respaldo de la Cámara de Comercio LGBT+ de Estados Unidos. Actualmente cuenta con una unión con empresas de cannabis fundadas por personas heterosexuales, como 1906 y Kiva.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS