Sector turístico alza la voz contra posible desaparición de fines de semana largos

 07-02-2020
Marisa Silva

 

   

 

La propuesta para la desaparición de los "puentes" vacacionales lanzada por el presidente de México Andrés Manuel López Obrador causó una marcada incomodidad entre empresarios de la iniciativa privada, sobre todo aquellos dedicados al ramo turístico, quienes han aprovechado por años estos asuetos para ofrecer sus servicios y generar ganancias.

Hoteleros, restauranteros, transportistas y agencias de viajes consideran que la medida afectaría la economía de sus negocios y la de sus trabajadores, al disminuir significativamente los niveles de ocupación en los principales destinos turísticos como pueblos mágicos, puertos y playas.

López Obrador resaltó que su propuesta obedece a la pérdida del verdadero significado de las conmemoraciones históricas debido a los "puentes", pues la gente ya no da importancia al hecho histórico por el que no se trabaja o se va a la escuela, sino a tener varios días de descanso.

A través de un comunicado al que NotiPress accedió firmado por el presidente de la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH), Braulio Arsuaga Lozada, el organismo rechazó la propuesta presidencial afirmando que su implementación afectaría directamente a millones de trabajadores de hoteles, restaurantes, agencias de viajes y transportes quienes obtienen una importante derrama económica durante esos fines de semana largos.

Ese documento dirigido al secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, solicita al presidente de la república detener la modificación al calendario con la finalidad de respaldar al sector turístico que actualmente representa el 9% del Producto Interno Bruto (PIB) del país y emplea a más de 3.8 millones de personas.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo en el más reciente "puente" vacacional del 31 de enero al 3 de febrero de 2020 se calculó la salida de un millón 600 mil vacacionistas a diferentes puntos turísticos que dejarían una ocupación hotelera del 62.7 por ciento y una derrama de casi 4 millones de pesos.

Por su parte, Eduardo Paniagua, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), expresó que entienden el comentario del presidente López Obrador como una propuesta y no una orden y que será a través de un proceso legislativo donde se definirá si existen o no beneficios suficientes para realizar el cambio.

José Manuel López Campos, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco- Servytur) fijó también una postura de rechazo al respecto y resaltó que "en los días de descanso aumenta el uso de transporte foráneo, consumo de alimentos en restaurantes, entradas a centros de entretenimiento y se fortalece el consumo interno y la proveeduría local", por lo que eliminarlos traerá una disminución en los ingresos económicos de los comercios e industrias.

Finalmente, Concanaco-Servytur prevé que la nueva medida afectaría la próxima edición del Buen Fin que se realiza durante uno de estos "puentes" vacacionales y es una de las promociones de mayor derrama económica para el comercio local. Por este motivo, el sector turístico alzó la voz contra la desaparición de los fines de semana largos.