"Si no hay pruebas, no se puede juzgar": AMLO ante revelaciones de ASF

Según la ASF, se encontraron daños en los sectores salud, seguridad social, bienestar y educación

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, asegura se aclararán irregularidades encontradas por la ASF en su segundo año de gobierno

Durante la conferencia matutina del 21 de febrero de 2022, se abordaron las observaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para el reporte de cuenta pública de 2020. Tras la revisión correspondiente al segundo año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se encontró un presunto daño al erario público por 63,010 millones de pesos.

La diputada Elizabeth Ayala, también enfatizó que las inspecciones realizadas por la ASF aluden a la refinería de Dos Bocas y al aeropuerto de Santa Lucía. De igual modo, se habrían revisado proyectos iniciados por López Obrador como la inversión en el Itsmo de Tehuantepec, el Tren Maya y los programas sociales para el bienestar.

En ese sentido, el diputado Arturo Rodríguez Rivera aclaró que se requiere una auditoría superior fuerte, autónoma e imparcial. Según el servidor público, la facultad de fiscalización presenta una distorsión a la cual se debe poner atención. En los últimos meses, esto habría revelado pagos indebidos y gastos no reportados en algunos de los proyectos del presente gobierno.

Las mayores irregularidades podrían haber afectado la agricultura y el desarrollo rural, según la Auditoría Superior de la Federación. Esto se relacionaría con la carencia y desactualización de manuales respecto a normativa interna en la Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX). Además, se sigue la pista de 8 mil 600 millones de pesos en contratos asignados a empresas no mineras, así como casos de exceso en el tonelaje permitido dentro del programa precios de garantía.

Se acusa a Ignacio Ovalle Fernández, titular de la SEGALMEX (antes Compañía Nacional de Substancias Populares) por el gasto de 9,000 mil millones de pesos. Ante la acusación, Andres Manuel López Obrador comentó "si no hay pruebas de un delito, no se puede juzgar a nadie". No se pueden hacer juicios sumarios, no se acepta la corrupción de nadie".

Adicionalmente, la Auditoría Superior de la Federación encontró daños en el sector salud, la seguridad social, el bienestar y la educación. Lo mismo ocurrió con auditorías en políticas públicas, cumplimiento de tecnologías de la información y comunicaciones, y cumplimiento forense. Por su parte, el mandatario recomendó esperar a que se tenga toda la información pertinente ya que al momento, está en desarrollo una investigación donde se presentaron denuncias penales.

El presidente también fue cuestionado sobre algunos de estos actos, los cuales serían similares a otros registrados en el pasado dentro de la extinta CONASUPO. Ante esto, el político tabasqueño recomendó no confundir ambas instituciones, pues "para el conservadurismo CONASUPO es sinónimo de corrupción".

Por si fuera poco, López Obrador aclaró que lo mismo sucedía con todo lo relacionado al servicio público. Sin embargo, sostuvo que "si se advierte que hay corrupción, se actúa de inmediato y se informa". Finalmente, en cuanto a las revisiones llevadas a cabo por la ASF, afirmó que pronto se resolverá si existen delitos o no, esto con el fin de castigar a los responsables.