La renuncia de un gobernador y el festejo de millones

El gobernador de Puerto Rico dimite a su cargo como mandatario

Ricardo Roselló se ha convertido en el primer gobernador en la historia de Puerto Rico en renunciar a su cargo tras meses de protestas en la colonia de EEUU

Tras doce días continuos de protestas en Puerto Rico, el gobernador Ricardo Roselló ha anunciado su renuncia al cargo a través de un video transmitido en Facebook en el que hizo un repaso de su carrera como funcionario. Para reemplazar al mandatario, entrará la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez.

En las calles de la isla, la fiesta inició después de la frase del gobernador: "Luego de escuchar el reclamo, hablar con mi familia y en oración, hoy les anuncio que estaré renunciando al puesto del gobernador efectivo el 2 de agosto". Entre claxons, banderas, gritos y llanto, los boricuas tomaron sus calles y festejaron la decisión del pueblo en un hecho, sin lugar a dudas, histórico para Puerto Rico. La frase "Ricky, te botamos", viajó por el aire de toda la isla y aumentó en el clamor de la ciudadanía.

A pesar de que el aún mandatario, finalizó el video deseando la paz y el progreso del país, la molestia hacia su gobierno continua entre la gente. La renuncia casi anunciada, llegó horas después de la renuncia del jefe de gabinete, Ricardo Llerandi, el funcionario número 14 de la administración de gobierno.

Luego de la filtración de los mensajes de texto con tintes homofóbicos y machistas vía Telegram que mantuvieron 12 integrantes de la administración de Ricardo Roselló y el propio gobernador, a la fecha todos habían asumido su papel en la controversia, a excepción de Roselló quien días después de iniciadas las protestas aseguró que no renunciaría.

Si bien la investigación filtrada por el Centro de Periodismo Investigativo con los mensajes de texto fue la gota que derramó el vaso con la ciudadanía, el conflicto ya tenía una antesala formada por los 12 años en los que el país ha estado en recesión, la nula respuesta del gobierno para reparar los daños causados por el huracán María, el papel de la gobernación para beneficiar a pocos y, por último, el arresto a seis personas por el FBI acusadas de corrupción en programas de educación y salud con altos cargos, se acumularon entre el pueblo descontento con sus líderes.

Artistas como Residente, Bad Bunny, Ricky Martin, Pedro Capo e iLe regresaron a su tierra natal para protestar junto a la multitud para exigir un gobierno justo. Su papel protagónico en las protestas con los colores blanco, azul y rojo dieron mayor visibilidad mundial a lo que sucedía en la isla.

La renuncia del gobernador no solo representa una victoria para la democracia en Puerto Rico, sino también un llamado de atención para la Casa Blanca quienes aún deben respuestas y soluciones a las miles de personas que aún viven sin techo en la isla que hoy continuará las celebraciones en favor de la justicia.