Rentar, vender ¿hacerlo uno mismo o contratar un asesor?

En promedio cada diez años la gente cambia de vivienda

La compra venta o el arrendamiento de inmuebles requiere ciertos conocimientos. ¿hacerlo uno mismo o contratar un asesor? Eso dependerá de algunos factores

En algún momento de la vida todas las personas han realizado alguna operación de arrendamiento o compraventa. Al menos cada 10 años la gente decide cambiar de vivienda, ya sea optar por rentar en otro lugar o pasar a formar parte del 84% del parque habitacional en México que pertenece al segmento de vivienda propia. Según el portal Inmuebles24.com, hay seis puntos fuertes de los asesores inmobiliarios que podría desarrollar casi cualquier persona,: la preparación, el trato, la comunicación, paciencia y constancia, adaptación a las nuevas tendencias y el networking.

México tiene miles de inmobiliarias listas para ayudar en este proceso a través de la figura de un broker o asesor inmobiliario, profesionales con conocimientos especializados en datos del mercado, conoce de leyes y procedimientos, sin embargo, los costos de contratar alguno de estos servicios dependerán según la posición en la que se encuentre el consumidor. El mercado inmobiliario es cambiante y los asesores se mantienen actualizado.

Si se busca comprar, ayudará revisar algunos de los principales portales inmobiliarios o saldos de bancos, si se piensa solicitar un crédito resultará mucho más sencillo contratar a un asesor para gestionar todos los tramites antes las instituciones financieras y recabar todos los documentos necesarios a fin de determinar si se es sujeto de crédito. También se debe considerar contar con al menos 20% del precio total de la vivienda para el enganche y demás pagos de escrituración y notario, tratar de buscar una mensualidad cómoda que implique como máximo el 30% del ingreso mensual o mancomunados. La paciencia y la constancia será un aliado a la hora de afrontar las actividades.

Asimismo, si por otro lado, se es vendedor de una propiedad y se ha decidido contratar una inmobiliaria o un broker es necesario considerar entre el 4 y 7% del valor de la operación a descontar del total del monto de la venta como pago por el servicio de compraventa. Si se decide por ahorrar esa suma lo siguiente a considerar es algo parecido al procedimiento y trámites de arrendamiento, sólo que en este caso los procedimientos legales son un poco más complejos y se necesita tener todos los documentos de la propiedad al corriente y haber firmado una carta compromiso de compraventa y tal vez solicitar un apartado antes de entregar las escrituras y llaves de la propiedad.

Sin duda los trámites tanto para el arrendamiento como para la compraventa tienen un grado de complejidad y de riesgo, por lo que, aunque siempre es posible hacerlo por cuenta propia es mucho mejor contar con personas expertas en el tema.