Qué está pasando con Apple y la industria de los videojuegos

Tambaleante, así es como se ve el futuro de iOS tras este altercado

Dejando la clientela a un lado, la discusión es realmente sobre cómo se distribuyen los miles de millones de dólares generados en las tiendas de las apps

Apple nunca ha tenido una buena relación con la industria del videojuegos; sin embargo esta mala relación se ha deslizado hacia una guerra legal, regulatoria, amarga y pública, cuyo final podría dar forma al futuro de las aplicaciones de la App Store y por consiguiente, decidir el camino a tomar para sus dispositivos como iPhone y iPad.

Inicialmente, todo empezó cuando Fortnite comenzó a ofrecer dos formas de gastar dinero en el juego: en la primera, se podía hacerlo a través de la tienda de aplicaciones y pagar el precio completo, o podría hacerlo eliminando por completo el sistema de pago de Apple y Google, y los desarrolladores de Epic Games le darían un descuento, equivalente a la tarifa normalmente tomada en la tienda.

Aclarando este punto, los lineamientos de ambas empresas estipulan como prohibidas este tipo de transacciones. Tanto Apple como Google estipulan que todas las compras de esta forma deben pasar por la tienda de aplicaciones y los desarrolladores deben pagan un impuesto del 30 por ciento en ellas. Tras infringir en los lineamientos de ambas compañías decidieron eliminar la aplicación de Fortnite de sus tiendas virtuales.

Epic contrarrestó la eliminación de su juego con una demanda para Google y Apple. Si bien ambas compañías están involucradas, la desarrolladora señaló como principal objetivo a Apple y su administración, del ecosistema de aplicaciones iOS. Esto se vio remarcado en un video en donde tomaron como referencia el libro de 1984 de George Orwell, donde se puede leer un mensaje al final del mismo; "Epic Games ha desafiado el monopolio de la App Store. En represalia, Apple está bloqueando Fornite desde mil millones de dispositivos. Únase a la lucha para evitar que 2020 se convierta en '1984' ".

Dicho problema ya se veía venir cuando Apple anunció, los servicios de juegos en la nube como xCloud y Stadia violan las pautas de la App Store. La compañía declaró para Business Insider, este tipo de servicios viola sus lineamientos y no pueden existir en iOS. La razón principal: ofrecen acceso a aplicaciones que Apple no puede revisar individualmente y corre el riesgo de perder una generación de jóvenes amantes de los juegos, quienes podrían preferir plataformas y servicios sobre el fabricante del iPhone.

"Los juegos, deben tratarse diferente de como se trata a la música, las películas y los programas de televisión, deben ser tratados como un software merecedor de una inspección cuidadosa para que no se actualicen más adelante de manera que infrinjan las estrictas pautas de contenido" indicó Apple.

Tim Sweeney, director ejecutivo de Epic, comunicó una profunda desaprobación por los intermediarios buscadores de rentas y las restricciones del mercado, entre ellos tiendas de aplicaciones, a quienes ha criticado en el pasado y ha pronunciado duras palabras sobre las restricciones de los juegos en la nube de la empresa de la manzanita. A través de su cuenta de Twitter el director expresó: "Apple ha prohibido el metaverso. El principio que afirman, tomado literalmente, descartaría todos los ecosistemas y juegos multiplataforma con modos creados por el usuario: no solo XCloud, Stadia y GeForce NOW, sino también Fortnite , Minecraft y Roblox ".

Con todo lo anterior, existen diferentes opciones a seguir, la empresa a cargo de Tim Cook podría ceder y permitir a Epic Games pagar específicamente una tarifa menor -o ninguna-, o podría emprender un cambio más profundo para sacarlo de problemas con los investigadores antimonopolio, como permitir a los usuarios de iPhone instalar aplicaciones a través de otros medios diferentes de la App Store.

Por otro lado, Epic Games podría ceder y volver a la tienda de aplicaciones sin ningún cambio en la estructura de tarifas. Eso sucedió ya en el pasado, cuando pasó por una discusión con Google finalizando con Epic convencido de seguir otorgando una parte a la Play Store. En ultima instancia, no podría pasar nada en absoluto. Es posible que Fortnite nunca vuelva al iPhone y solo esté disponible en dispositivos Android a través de soluciones alternativas; esa sería una conclusión controversial, pero quizás la única que permitiría a las tres compañías no renunciar a sus principios expresados públicamente.

Sea cual sea la decisión a tomar por todos los involucrados, Fortnite o, en especifico Epic Games, ya ha sido respaldado por compañías como Spotify y Tinder, la cuales también tienen que darle a Google y Apple una parte de los ingresos. Investigaciones antimonopolio están en curso en Estados Unidos y Europa.