NASA incluye a SpaceX y Masten para su siguiente misión lunar en 2022

SpaceX, la NASA y Masten preparan una misión lunar para 2022

La NASA firmó un acuerdo con Masten Space Systems y SpaceX para llevar a la Luna en 2022 módulos de aterrizaje que servirán para analizar la superficie

SpaceX, compañía espacial de Elon Musk, consiguió un contrato para actuar como socio de la empresa Masten Space Systems, una de las organizaciones que estará a cargo del programa llamado Servicios Comerciales de Carga Útil Militar (CLPS por sus siglas en inglés) por parte de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA). La primera misión lunar de la empresa Masten está programada para 2022.

"Tener el éxito probado de la compañía SpaceX respaldando nuestros proyectos significa un gran impulso no solo para nosotros, sino para todos nuestros clientes. Compartimos una visión común con la empresa espacial y eso permite que sea más que una asociación, es parecido a un dream team". Esas fueron las palabras de Sean Mahoney, director ejecutivo de Masten Space System a través de un comunicado de prensa en el sitio web oficial de la compañía.

El módulo de aterrizaje denominado XL-1 de la compañía con sede en Mojave, California, Estados Unidos llevará el dispositivo hacia el polo sur de la Luna con instrumentos de experimentación científica, y una prueba de carga de pasajeros comerciales. Masten se encargará de todas las operaciones durante el trayecto de la Tierra a la Luna, es decir, la nave espacial, diseño, análisis de misión de aterrizaje, sistemas terrestres, planificación, soporte, entre otros rubros.

Además, el equipo científico de Masten Space Systems, ayudará a la NASA y a SpaceX a estudiar la superficie de la Luna en la parte del polo sur mediante la recopilación de datos clave sobre esa área. Con ello, informarán sobre las condiciones, así como llevar a cabo la preparación de los recursos instalados para los siguientes proyectos espaciales de aterrizaje tripulados y no tripulados.

Cabe señalar que la NASA tiene la intención de compartir proveedores de tecnología espacial con otros clientes a fin de reducir sus costos y, al mismo tiempo, fortalecer más sus asociaciones con otras empresas privadas. Por otra parte, el programa de CLPS encabezado por la NASA tendrá como objetivo ser parte de las pruebas que se llevarán a cabo antes del programa espacial Artemis, en el cual la agencia espacial tiene la intención de pisar la superficie lunar con astronautas provenientes de Estados Unidos para 2024.

Hasta el momento, la NASA está trabajando con varias empresas de Estados Unidos, como SpaceX en proyectos diferentes para llevar ciencia y tecnología a la superficie lunar. Entre ellos se encuentra el lanzamiento del módulo de aterrizaje denominado Peregrine de Astrobotic Technology que estará en órbita en junio de 2021, seguido de la misión espacial de la empresa Intuitive Machines en octubre del mismo año. Masten Space Systems hará lo propio en diciembre de 2021 y el proyecto VIPER de Astrobotic Technology lanzará un segundo módulo de aterrizaje, el más grande construido por la compañía llamado Griffin para 2023.