Senado de Argentina abre debate para legalizar el aborto

El debate legislativo será presidido por Cristina Fernández de Kirchner, exmandataria y vicepresidenta de Argentina

Por segunda vez en la historia, el Senado de Argentina abre el debate sobre la legalización del aborto, la iniciativa está impulsada por el gobierno actual

Tras la aprobación de la Cámara de Diputados el pasado 11 de diciembre, el Senado de Argentina abre por segunda vez en su historia el debate para legalizar el aborto. En este sentido, alrededor de 70 senadores -más de la mitad hombres- votarán para convertir en ley la iniciativa de la interrupción voluntaria del embarazo el 29 de diciembre de 2020.

Medios locales estiman que la votación ocurrirá en la madrugada del miércoles 30 de diciembre. Dicha iniciativa es impulsada por el actual gobierno de Alberto Fernández y ya fue aprobada por la Cámara de Diputados. Asimismo, las autoridades argentinas colocaron vallas alrededor del Congreso para contener a los diferentes activistas a favor o en contra del aborto que se presentaron aún con el contexto de crecimiento de los contagios por Covid-19.

Argentina también es la tierra natal del papa Francisco, quien horas antes de la histórica sesión se posicionó en contra de la legalización del aborto. "El Hijo de Dios nació descartado para decirnos que toda persona descartada es un hijo de Dios", indicó el papa en su cuenta de Twitter. "Vino al mundo como un niño, viene al mundo débil y frágil, para que podamos acoger nuestras fragilidades con ternura".

Por su parte, el debate legislativo será presidido por Cristina Fernández de Kirchner, exmandataria y vicepresidenta de Argentina, quien afirmó, sólo votará si se presenta un empate. De igual forma, la senadora Nancy González, una de las mayores defensoras del proyecto indicó, "esto es voto a voto. Seguimos trabajando, charlando con los indecisos".

Bajo esta línea, el proyecto de legalización del aborto busca erradicar los abortos clandestinos en Argentina, que desde los años 80 han causado más de 3 mil muertes, según cifras oficiales. En este sentido, cada año alrededor de 38 mil mujeres son hospitalizadas por dichos procedimientos.

Activistas feministas han criticado en redes sociales el fórum del Congreso, pues, de los 70 senadores votantes, 43 son hombres. Actualmente, Argentina penaliza a las mujeres que deciden abortar y a quienes les facilitan el tratamiento o les ayudan. Asimismo, las únicas excepciones contempladas por ley son casos de violación o riesgo para la salud de la madre, hechos que no se cumplen en cerca de ocho provincias, según las denuncias de legisladores.

Según la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito conseguir la legalización del aborto en Argentina representaría una "conquista simbólica" en Latinoamérica. En esta región la moral de la Iglesia Católica está muy presente, y se equipara erróneamente al aborto con un asesinato. A excepción de Uruguay, Cuba, Ciudad de México, Oaxaca, las Antillas y la Guayana Francesa, todos los países castigan penalmente la interrupción voluntaria del embarazo.

Además de abrir el debate sobre la legalización del aborto, el Senado de Argentina también debatirá sobre otro proyecto de ley. Este contempla la atención y cuidado integral de la salud durante el embarazo y primera infancia, otorgando ayuda económica a embarazadas y madres de niños de hasta tres años.