Cómo ha sido la implementación de la red 5G en América Latina

Esta tecnología tardará más en implementarse en Latinoamérica que en otras regiones del mundo

Mientras países desarrollados como Corea del Sur o Estados Unidos ya cuentan con la red 5G, Latinoamérica tardará más en implementarla por el coronavirus

La crisis sanitaria ha impactado de manera multisectorial, provocando una prolongada pausa de la actividad económica mundial y del sector de las telecomunicaciones. A pesar de que en los meses pasados hubo una creciente demanda por la implementación del teletrabajo y la teleducación así como de plataformas de entretenimientom también se incrementó la falta de claridad financiera y macroeconómica. Lo anterior impactando en una reducción significativa en nuevas inversiones en infraestructura, al menos en el corto y mediano plazos. Diversos países como Corea del Sur y Nueva Zelanda tomaron la delantera este 2020 pero en América Latina la implementación de la red 5G ha sido diferente y al respecto diversos medios comentan sobre el futuro de esta en la región.

Gran parte de los países latinoamericanos tienen un largo camino por delante en cuanto a la instalación y el uso del 5G se refiere. A pesar de haber realizado algunas pruebas, todavía falta tiempo para que esta red se generalice, indica la empresa 5G Américas. Esta señala, 30 pruebas en 12 países se ejecutaron durante 2020, pero sólo 4 redes de este tipo comenzaron a operar, algunas de ellas se encuentran en Uruguay, Brasil, Puerto Rico y Trinidad y Tobago. Por su parte, la mayoría de las pruebas demostraron principalmente ser eficaces en smartphones pero también en realidad aumentada y banda ancha fija-inalámbrica.

No obstante, más de 10 pruebas y licitaciones de infraestructura fueron postergadas debido a la pandemia de coronavirus. Cuatro países planean continuar con la implementación 5G dentro de los próximos 18 meses: Chile, Ecuador, México y Perú. En México, el despliegue 5G se encontraba en fase de pruebas antes del inicio de la contingencia, ya Telmex había cedido gran parte de su infraestructura a Telcel, AT&T planeaba invertir 91 millones de dólares y Huawei estaba presentando su plan de inversiones en el país en materia de 5G. Aunque todo se aplazó por la cuarentena, los preparativos para licitar frecuencias óptimas tendrán lugar el primer trimestre de 2021, informa el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Después de México los siguientes países en recibir la nueva red serían Chile y Perú, asegura la empresa GSMA, pero mientras se renuevan los planes a nivel local, países del primer mundo se disputan la región latinoamericana. Entre estas se encuentran las chinas ZTE y Huawei, la sueca Ericsson, la estadounidense Qualcomm, las coreanas LG y Samsung y la finlandesa Nokia.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos la red 5G llegará a un 8% de los latinoamericanos para 2025 porque el uso de internet en la región es bastante limitado (sólo 54% de la población lo usa regularmente). Empero, otras empresas como 5G Américas y GSMA esperan un crecimiento considerable de esta red, la primera estima casi 3.5 millones de conexiones 5G en 2021, que crecerán a 17 millones en 2022 y 75 millones en 2023. La segunda predice 58 millones de conexiones para 2025.

El negocio de esta tecnología se fortalecerá cuando el uso móvil de la región crezca en cantidad y sofisticación, asegura Principal Global Advisory. Aunque la implementación de la red 5G ha sido retrasada debido al coronavirus, esta misma crisis podría ser la causante de que se invierta más en infraestructura digital debido a la creciente demanda de los servicios de telecomunicaciones en la región latinoamericana. Varios países deberán aplazar sus procesos en el despliegue de esta red, sobre todo aquellos donde la situación económica sea más apremiante. Sin embargo, es importante se retomen para materializar la llegada de esta tecnología pues traerá un estímulo importante para la región además de una revolución en distintos sectores.