Más de 500 restaurantes desafían el semáforo rojo y abren sus puertas “para no morir”

Sonora Grill y Fisher's entre los restaurantes que se saltan el semáforo rojo para operar

Restaurantes de la CDMX y Edomex desafían mandato de paro de actividades por semáforo rojo, y abrirán sus puertas a los comensales para evitar afectaciones

En la Ciudad de México (CDMX) y el Estado de México (Edomex) el semáforo epidemiológico continúa en rojo tras el aumento de hospitalizaciones por Covid-19. Esto implica el cierre de todos los negocios no esenciales, siendo el sector restaurantero uno de los más afectados por esta medida. El 18 de diciembre, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) aseguró, con el cierre por semáforo rojo, ocho de cada diez restaurantes quebrarían o cerrarían definitivamente. Ante esta situación, varios restauranteros decidieron desafiar el semáforo rojo y abrir sus puertas al público en función de evitar la inminente quiebra tras el paro de actividades.

Bajo el lema #AbrimosOMorimos en redes sociales, cientos de restauranteros anunciaron, a partir del lunes 11 de enero reabrirán sus puertas para los comensales. Aun cuando esto no esté permitido por las autoridades por el riesgo máximo de Covid-19, el desafío de estas medidas podría traducirse en multas o clausuras del establecimiento.

Ricardo Añorve, director y fundador de Grupo Sonora Grill aseguró a medios locales, a pesar del semáforo rojo, abrirán algunas sucursales porque no tienen otra alternativa. "Abrir o morir es una realidad en la industria en general, desde el puesto de tacos hasta el restaurante más sofisticado de esta ciudad", dijo José Sánchez, director de expansión de Sonora Grill.

Asimismo, el famoso restaurante-bar Fisher’s también reabrirá sus puertas el 11 de enero, según informó Manolo Ablanedo, director de comunicación del restaurante. "No sabemos cuál será la sanción, pero más de 500 restaurantes de la CDMX abriremos a partir de hoy, porque no resistimos más y la siguiente opción para sobrevivir es despedir meseros y cocineros", indicó.

Los restauranteros señalan, usarán como referencia las propuestas de las cámaras del sector para reactivar actividades en semáforo rojo. En este sentido, el aforo será de 25 por ciento en interiores, y 35 por ciento en terrazas. Asimismo, las mesas tendrán una capacidad de máximo seis comensales; operarán de lunes a domingo con horario de cierre a las 22:00 horas.