México se beneficiará en el corto plazo con la política "Buy American" de Joe Biden

Durante el 2020, el intercambio de México con Estados Unidos representó el 14.3% del comercio total de Estados Unidos con el mundo

Estados Unidos compró a México el 13.9% del valor total de sus importaciones, superado solamente por China con 18.6% en los primeros once meses del 2020

Buy American, la política económica impulsada por el próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, podría traer beneficios en el corto y mediano plazo para México. Estas políticas, podrían ser una gran oportunidad para integrar las cadenas de producción a través del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), entre México y Estados Unidos.

Joe Biden, quien toma posesión como presidente el 20 de enero 2020, impulsó durante su campaña una serie de medidas para reducir el consumo de productos hechos en China. La Buy American Act, es una ley nacida durante la Gran Depresión que permitía al gobierno federal priorizar la adquisición de productos estadounidenses mediante la contratación pública. Esto podría beneficiar a México debido a la gran cantidad de insumos que exporta a la economía estadounidense.

La iniciativa Buy American busca fomentar la compra de lo hecho en Estados Unidos con insumos de ese país. Esa preferencia de compra tendría que complementar los insumos provenientes de China para la demanda de manufactura con insumos provenientes de lugares cercanos como América del Norte, particularmente en la nación mexicana por sus bajos costos.

Cabe resaltar que la mayor parte de los flujos comerciales de México para Estados Unidos son productos que sirven de insumos en la manufactura norteamericana. Por ende si la iniciativa de Biden pretende aumentar la integración americana de los productos, México sería beneficiado en el corto plazo pero correría grandes riesgos en el largo plazo.

El afán de Biden por reducir el consumo de productos extranjeros podría afectar negativamente a la economía mexicana en el largo plazo. Esto resulta en una medida discriminatoria a favor de la producción interna independientemente de la calidad o el precio. No obstante, la economía mexicana puede verse ampliamente beneficiada en un mediano plazo al ser una oportunidad de integración en las cadenas de proveeduría a través del T-MEC.

Al respecto, José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Concamin comentó la posibilidad de múltiples beneficios de la propuesta de Joe Biden. Según De la Cruz, el T-MEC "también va a exigir que Canadá y México dependan menos de lo hecho en China".

Como un aliado comercial importante de la economía estadounidense y por las cadenas de proveeduría industrial, para México el Buy American puede significar una oportunidad importante en el corto plazo. Sin embargo, deben tenerse en cuenta los riesgos a largo plazo, pues la iniciativa de Biden podría llegar a ser perjudicial.