Cómo los robots de almacén continúan revolucionando los empleos de la industria

Cuál es el beneficio real de emplear robots en almacenes y su futuro en la industria

Todavía existen dudas sobre el uso de robots dentro de cualquier compañía, pero los beneficios a largo plazo pueden ser mayores para cualquier industria

Hoy en día, la inteligencia de los robots les permite adaptarse constantemente a las operaciones de cualquier almacén y realizar tareas repetitivas o extenuantes para maximizar la productividad de cualquier empresa. Los robots de almacén son solo una forma de automatización, pero están teniendo un gran impacto en la industria. Desde una mayor flexibilidad y escalabilidad, hasta ganancias en productividad y un retorno de inversión más rápido en comparación con otras soluciones.

Andrés Morales, area sales manager de la compañía MiR en América Latina, señala que los robots están siendo utilizados con gran éxito en la fabricación y en la expansión a aplicaciones de almacén en una extensión natural de sus funciones. "Por ahora, los robots son realmente cobots, colaboran con los humanos para realizar trabajos aburridos o repetitivos, dando como resultado, que el capital humano se enfoque en otras áreas más complejas".

Gracias al sentido del tacto, los robots pueden empaquetar artículos y colaborar entre ellos, por ejemplo, dos máquinas pueden recoger bandejas y cajas, después moverlas de forma colaborativa por almacén. La inteligencia artificial les permite aprender mientras realizan una tarea, esta característica ahorra tiempo, además mejora la flexibilidad de las empresas para adaptarse a los cambios del mercado, clientes y proveedores.

No obstante, existe una incertidumbre por conocer qué sucederá con los puestos de trabajo donde el hombre sea sustituido por la máquina. Andrés Morales destaca que, el capital humano debe realizar trabajos superiores de funciones hasta un punto donde la automatización o la obsolescencia del producto se ponga al día.

Si bien, los robots de almacén al igual que los vehículos autónomos, reemplazan trabajos no muy comunes y la automatización es muy buena para reemplazar tareas. Sin embargo, eliminar puestos de trabajo de las personas resulta muy difícil, ya que el ser humano es extremadamente versátil y duradero, ello es considerado un factor crucial para cualquier compañía.

Además, los robots dentro de cualquier almacén puede relevar a las personas en tareas donde existe un mayor peligro, aburridas o poco higiénicas. También permite que los empleados existentes dediquen menos tiempo a cargar, transportar o buscar inventario y emplear sus horas de trabajo en tareas más complejas donde puedan explotar sus habilidades.

Uno de los principales temores son la pérdida de empleos ante una automatización a través de los robots, pero la revolución actual del comercio electrónico demanda una aceleración de las transacciones. Por lo tanto, el trabajo en conjunto entre los robots y los trabajadores humanos puede evocar en una mejor producción, gestión de artículos y mejorar el empleo dentro de cualquier industria.

Por ahora, la robótica en la automatización dentro de los almacenes seguirá siendo un gran disruptor y la ganancia neta del trabajo seguirá en aumento. Sin embargo, los procesos de fabricación exigen menor tiempo de respuesta y el trabajo en conjunto entre robots y personal debe brindarle a las empresas una visión más amplia para adaptarse al entorno cada vez más automatizado.