Consumo de piratería en México pone en riesgo la salud de los niños

Tanto juguetes, como electrónicos, el riesgo de consumir estos productos incrementará durante el día del niño

Especialistas de SGS México indicaron, el consumo de piratería en México pone en riesgo la salud de los niños, al comprar productos elaborados con plomo

De acuerdo con SGS México, compañía de certificación, pruebas y verificación, el consumo de piratería en México representa un riesgo de salud para niños, debido a químicos peligrosos en los materiales utilizados. En un comunicado para el equipo de NotiPress, especialistas de la compañía advirtieron, ante el próximo Día del Niño es importante conocer los riesgos de juguetes y electrónicos ofrecidos por la piratería.

México se encuentra entre los diez países que consumen más piratería a nivel a nivel global, indicaron especialistas de SGS México. Los peligros de la piratería incluyen pérdidas económicas en la cadena de suministro y consumo, así como daños a la salud por materiales y productos de dudosa calidad. Debido a la falta de supervisión de mercancía pirata que circula en mercados negros, las regulaciones y leyes no pueden controlar el tipo de químicos usados en su elaboración, agregaron.

Entre los químicos que abundan en productos pirata se encuentra el plomo, utilizado principalmente como pintura en juguetes y electrónicos. Según la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos (CPSC, por sus siglas en inglés) la presencia de plomo en juguetes es un importante problema de salud pública, mismo que afecta incluso a las empresas y manufactureras reglamentadas. En 2009 la CPSC multó con 2.3 millones de dólares a una empresa juguetera por violar la ley federal de prohibición de metales pesados en pintura, indicó SGS.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2017 fallecieron al menos 1.6 millones de personas por la exposición al plomo, debido a su alta toxicidad. La OMS resaltó, con respecto a la salud, los niños son más vulnerables a los efectos del plomo, ya que lo ingieren de manera accidental. "Los niños son vulnerables por su curiosidad innata y costumbre de llevarse cosas a la boca, que los hace propensos a ingerir objetos elaborados con plomo", concluyó SGS México.

Cristina Lara, gerente de consumo y retail de SGS México, comentó que en 2012 se emitió la norma NOM-252-SSA1-2011, con objeto de proteger la salud de niños mexicanos ante el plomo y otros metales. La norma indica las concentraciones máximas de metales pesados dañinos para el organismo que puedan emplearse en la elaboración de pinturas para superficies de juguetes, artículos escolares, y electrónicos. Dicha iniciativa está orientada principalmente a niños de 12 años, debido a sus hábitos de lamer e introducir objetos en sus bocas.

Asimismo, Lara indicó, la norma es aplicable para fabricantes, importadores y comercializadoras; así como cualquiera que incurra en prácticas de piratería. Otras Normas Oficiales Mexicanas (NOM) indicadas por la especialista incluyen la NOM-001-SCFI-2010, que incluye aparatos electrónicos y dispositivos con alimentación eléctrica y metales conductores.

Frente a la escasez de insumos y productos como consecuencia de la pandemia por Covid-19, SGS México advirtió a los padres no comprar opciones baratas que ofrece la piratería. Desde muñecos de peluche hasta videojuegos, todo lo que se adquiera por esos medios tiene altas probabilidades de infringir las normas de seguridad y poner en peligro la salud de los niños.