Variante Delta de Covid-19 ocasiona tendencia alcista en dólar estadounidense

La rápida propagación de la nueva cepa podría presionar el ritmo del crecimiento mundial observado en la primera mitad de 2021

Analistas creen que el mejor momento de la recuperación económica ya ha pasado y la preocupación por la pandemia está regresando con la variante Delta

Al iniciar tercera semana de julio 2021, el dólar estadounidense subió a un máximo no reportado desde hace tres meses tras repercusiones por la variante Delta de Covid-19 y sus posibles repercusiones en la recuperación económica. La tendencia alcista en el dólar está ligada a la preocupación de los inversores por el aumento de casos de la nueva variante Delta en diferentes países.

Rápida propagación de la nueva cepa podría presionar el ritmo del crecimiento mundial observado en la primera mitad de 2021. Bajo este contexto, según análisis de Banco BASE, el mercado sigue demandando dólares estadounidenses como activo refugio. Lo anterior mientras persiste la incertidumbre en torno a la variante Delta de Covid-19, que ha ocasionado alertas en diversos países, como Estados Unidos, para intentar detener la propagación.

Las ganancias del dólar se producen en un momento en que los diferenciales de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años de la potencia norteamericana, se cayeron a mínimos de cinco meses por debajo de 1.20% al inicio de la tercera semana de julio. Este miedo en los mercados ha ocasionado que diversas materias primas vinculadas con un mayor apetito de riesgo tuvieran retrocesos.

En esta situación se encuentran algunas divisas como el dólar australiano, neozelandés y canadiense con bajas moderadas durante la apertura de la jornada del martes. Los inversionistas abandonaron estas divisas por seguridad o se mantuvieron al margen de generar nuevas inversiones mientras no pasen los temores por la variante Delta dominante en todo el mundo.

Los temores han llegado con fuerza a territorio estadounidense donde se han experimentado aumentos importantes en las infecciones por la nueva variante, especialmente en áreas donde las vacunas se habían retrasado. Para intentar frenar lo anterior, el Departamento de Estado en Estados Unidos emitió una alerta de no viajar a Reino Unido ni a Indonesia tras el aumento exacerbado de casos de la variante Delta en dichos países. En ese mismo sentido Australia extendió el periodo de confinamiento hasta el 27 de julio 2021 y Singapur endureció ciertas restricciones limitando las reuniones sociales.

Nuevas medidas generarán repercusiones en recuperación económica mundial y por ende inversores han buscado activos más seguros como el dólar estadounidense mientras se tiene más información de la tercer Ola Covid. De esta manera el alza en el dólar estadounidense tras el aumento de casos por la Variante Delta de Covid-19, se debe en gran medida a un menor apetito de riesgo tras las posibles nuevas medidas que frenen la recuperación económica.