Programas sociales en México no están enfocados a los sectores más pobres: Coneval

Programas sociales del sexenio actual no son parte de una “nueva política social”, y siguen siendo regresivos

Pese a problemas, secretario ejecutivo del Coneval, José Nabor Cruz, reconoció que sin programas sociales, el crecimiento de la pobreza hubiera sido mayor

Según cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), los programas sociales en México no se están enfocando en los sectores con mayores índices de pobreza. Según estimaciones de la pobreza multidimensional, entre 2018 y 2020 el porcentaje de la población en situación de pobreza aumentó a 55.7 millones de personas tras la pandemia y pese al despliegue de apoyos por parte del gobierno federal.

Con las cifras presentadas durante la primera semana de agosto 2021, Coneval reveló el aumento de población en situación de pobreza y la falta de progresividad en las transferencias. Vale rescatar que el aumento de la pobreza, tanto extrema como moderada, para 2020 era un aumento previsible debido a los embates de la pandemia. No obstante, hay aspectos sorpresivos muy por arriba de las proyecciones como el aumento de 12% en las carencias por acceso a la salud. Estos datos trabajados por Coneval se basan en la información difundida por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En este informe, los hogares más pobres que se ubican en los primeros dos deciles (7 millones de hogares) recibieron menores recursos gubernamentales. Esto en comparación con los recibidos en 2018 cuando aún tenían vigencia programas de sexenios anteriores como el programa Prospera. Del lado contrario, los hogares ubicados en los tres deciles con mayores ingresos, incrementaron de manera marcada los ingresos provenientes de programas sociales gubernamentales.

La información no fue del agrado del Ejecutivo Federal que alegó otros datos a los difundidos por el organismo autónomo. En este contexto, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) criticó las cifras de la medición del periodo 2018-2020, donde también se observó un aumento en la pobreza extrema de 7% a 8.5% con 10.8 millones de personas en dicha situación.

Por otra parte, los datos que sirvieron de base para la medición multidimensional de la pobreza por parte de Coneval, fueron sistematizados por gente muy cercana al presidente. Por ejemplo, Graciela Márquez, quien se desempeña como vicepresidenta del INEGI propuesta por el propio presidente.

Finalmente, en los deciles de mayor rezago social fueron las remesas lo que incrementó los ingresos donde representó entre el 15 y 20% del total de los ingresos. De esta manera, según las estimaciones desprendidas del análisis de la pobreza multidimensional de 2018 a 2020, no fueron los más pobres los que recibieron mayores aumentos procentuales en los apoyos gubernamentales.