¿Por qué la región América del norte cambió el TLCAN por el T-MEC?

Según Roberto Zapata no vale hacer comparaciones entre TLCAN y T-MEC

Según Roberto Zapata, ex Ebajador de la OMC debe haber una vocación por parte de los gobiernos locales para potenciar el impacto del T-MEC en el comercio

Después de que el 1 de julio 2020 se pusiera en marcha el T- MEC, Roberto Zapata, exembajador de México en la Organización Mundial de Comercio (OMC) y negociador del gobierno mexicano para varios tratados libres comercio, dio su opinión del impacto del T-MEC en el comercio norteamericano. Ante la nueva versión revisada que sustituye al TLCAN de 1994, existen diversas aristas del acuerdo revisadas durante la conferencia.

En el transcurso de la conferencia "El T-MEC: Examinando el impacto del comercio norteamericano" realizada por parte de la Universidad Panamericana el 18 de noviembre 2021, el ex embajador invitó a poner el instrumento del T-MEC en su justa dimensión. Al comparar el TLCAN con el T-MEC insistió en que no vale la pena hacer comparaciones pues "la concepción de los dos instrumentos fue diferente en sus objetivos". Según Zapata la posición de México en el nuevo tratado es un trabajo de contención y de preservar ciertos beneficios económicos ante un comercio mundial más restrictivo. No obstante, reconoció que el impacto real del T-MEC fue "facilitar la transacción de mercancías en la región".

Vale recalcar, el T- MEC se deriva de una percepción del expresidente Donald Trump, argumentaba que el tratado entre los tres países era el peor tratado comercial firmado por Estados Unidos. Además, según el exmandatario, el intercambio comercial no convenía a los trabajadores de la industria estadounidense, parte esencial de su electorado. Al respecto, Roberto Zapata dijo, el TLCAN no logró construir un consenso político en Estados Unidos y eso terminó siendo insostenible en el largo plazo. Con Trump, estos fenómenos solo se cristalizaron y "ciertas ciudades perdieron su sentido económico", aseguró el especialista. Además, argumentó que ni siquiera el TLCAN tuvo el impacto prometido en el comercio norteamericano y terminó siendo insostenible en el largo plazo.

Por su parte, Pedro Canabal, catedrático de la Universidad Panamericana y experto en comercio internacional, hizo mención a que el presidente actual ha tocado el tema migratorio como indispensable para el T- MEC diferente a lo expresado por sus predecesores. Conforme al nuevo tratado, la lógica ha cambiado y es "dejando y regulando, que hay que tener flujos migratorios entre los tres países".

Así, ambos especialistas resaltaron el impacto del T-MEC en el comercio norteamericano e hicieron hincapié en la necesidad de potenciar el acuerdo. Al respecto, Roberto Zapata dijo que "Los estados del sureste tienen que involucrarse más y pensar más donde están sus potencialidades para potenciar el acuerdo". De esta manera podría ser mayor el impacto del acuerdo T-MEC en el comercio norteamericano.