Engañoso que 6.3 millones salieron de la clase media por gobierno de Morena

Es cierto que la clase media se contrajo 5.5% entre 2018-2020, pero es un fenómeno de causas complejas

Corroborado analizó una publicación en Twitter de la senadora del PAN Alejandra Reynoso, donde responsabiliza a Morena por la contracción de la case media

Mediante su cuenta oficial de Twitter, la senadora del Partido Acción Nacional (PAN) Alejandra Noemí Reynoso Sánchez compartió una publicación sobre la evolución de la clase media en México. El tweet con fecha del 10 de diciembre de 2021 asegura: "Desde que gobierna Morena, 6.3 millones de mexicanos dejaron de ser clase media y pasaron a la pobreza. Es innegable que sus programas no sirven como dicen y que su política económica es equivocada". Corroborado, unidad de fact checking de NotiPress, concluyó que la afirmación es engañosa. Ello, debido a que la aseveración presenta una coincidencia parcial con los datos contrastados, pero, adrede o no, la información está manipulada para construir un mensaje específico.

Analizando el contenido de la declaración de la legisladora, encontramos que se plantean dos premisas correctas en aislado. 1) se sumaron 6.3 millones de mexicanos a las líneas de la pobreza desde comenzado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) representado por Morena y 2) los programas y política económica están "equivocados". Por su adyacencia, se infiere del mensaje que el aumento en la tasa de pobreza es entera responsabilidad del gobierno morenista.

Por una parte, es cierto que alrededor de 6.2 millones de personas dejaron de pertenecer a la clase media en México entre el periodo de 2018 a 2020. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó una contracción de la clase media del 5.5%, pues esta categoría pasó de 53 millones 472 mil 152 personas a 47 millones 201 mil 616 entre esos dos años.

No obstante, en la realidad los factores que determinan la "clase media" resultan complejos. No existe una definición establecida entre los especialistas de economía respecto a esta categoría en la que intervienen factores económicos, políticos y sociales. El INEGI explicó en el estudio "Cuantificando la Clase Media en México en México: 2010-2020" el criterio utilizado para las mediciones de clase media desde entonces. Este criterio está vinculado a la capacidad de mantener activos físicos, además del capital informacional, social y simbólico de los hogares.

Clase media, de acuerdo con los expertos en economía Luis de la Calle y Luis Rubio: "generalmente se definen de acuerdo con criterios de propiedad o riqueza, educación, ocupación u origen social [...] Al menos en un sentido coloquial, la noción de una persona de clase media se relaciona con una mínima independencia económica, aunque cuente con poca influencia política o social por sí misma". En este sentido, no hay una descripción estricta sobre la clasificación del concepto clase media. En el mismo estudio, el INEGI mismo reconoce que es importante cuestionarse si un grupo "entra y sale de una clase social cuando los ingresos están sujetos a fluctuaciones coyunturales".

En cuanto a la afirmación sobre los programas sociales, existe evidencia de que efectivamente no han resultado favorecedores en términos de redistribución de la riqueza y acortamiento de las desigualdades. El programa que más impulso recibió en el Proyecto de Presupuesto de Egresos Federal 2022 con respecto al presupuesto 2021 fueron las Pensiones para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, cuyo aumento fue del 75%.

Al igual que el resto de programas de transferencias monetarias directas, este han resultado de los menos redistributivos a lo largo del tiempo. En 2018, 23% del presupuesto estaba destinado al 10% más pobre del país, mientras que en 2020, a este decil solo se le otorgó un 10% del mismo. Ello, de acuerdo con el reporte "Presupuesto Vs Desigualdad", del Instituto de Estudios sobre Desigualdad A.C.

Bajo la misma línea, el Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2020 elaborado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) identificó carencias en el enfoque preventivo de distintos programas sociales. De esta manera, el organismo advirtió: "Si bien existe una clara intención por construir un sistema de bienestar universal, los Programas Integrales de Bienestar se enfocan principalmente en las transferencias directas de apoyos económicos más que en la prevención, mitigación y atención de los riesgos que enfrentan las personas en las distintas etapas del curso de vida".

El Coneval también resaltó, la pandemia de Covid-19 ha tenido efectos aún desconocidos en su totalidad. En este sentido, las variables implicadas son complejas pues los programas sociales deben enfrentarse a las condiciones de desarrollo social vigentes y a las exigencias extraordinarias que trajo consigo el virus SARS-CoV-2. Bajo este contexto, uno de los retos principales de la política de desarrollo social es que los avances en la reducción de la desigualdad económica obtenidos hasta 2018 no se reviertan.

Considerando lo anterior, existe evidencia para cuestionar el desempeño de la administración de López Obrador en materia de redistribución de la riqueza y apoyo a la pobreza. No obstante, la falta de un criterio unificado para definir la "clase media" complica una medición absoluta de fenómenos de movilidad social, especialmente durante la coyuntura económica de la pandemia. Como tal, la afirmación de que la administración de AMLO es enteramente responsable por la disminución en la clase media constituye una generalización apresurada a partir de datos parciales. Ello, con el propósito de configurar un mensaje de manera engañosa.