Cómo los países están ayudando a las pequeñas empresas a sobrevivir a la Covid-19

 23-03-2021
Emiliano Fuentes

 

   

 

Crédito foto:

Crédito foto:

 

Diferentes países, han desplegado una serie de apoyos para prevenir problemas de solvencia en las pequeñas empresas. Estas dificultades, se podrían dar debido a la falta de liquidez ocasionada por las medidas de confinamiento tras el surgimiento de la pandemia por Covid-19. No obstante, gobiernos están tomando una exposición de deuda elevada donde se tendrán que garantizar fuentes futuras para el pago de los apoyos.

Entre los países con mayores ayudas a pequeñas empresas, se encuentran los países pertenecientes a la Unión Europea, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI). Dentro de este grupo de países, algunos tienen vigentes paquetes de ayuda económica para pequeñas empresas desde el inicio de la pandemia. Estos apoyos sirven para compensar las caídas de ingresos y cubrir gran parte de los gastos fijos de las empresas que tuvieron un mayor impacto económico tras las restricciones de apertura para detener la expansión de la covid-19.

Francia, el principal dispositivo de ayudas directas fue el Fondo de Solidaridad donde se han gastado más de 17, 212 millones de euros con más de 1,970,000 beneficiarios. Este fondo ha ido evolucionando desde marzo 2020 y ha consistido en coberturas de gastos fijos dirigidos a pymes y empresas autónomas. En el mismo sentido, Alemania aprobó tres rondas de ayudas directas para empresas a lo largo de la pandemia por un total de 86,000 millones de euros y en España, se aprobó un plan de ayudas a empresas con 11, 000 millones para transferencias directas, recapitalizaciones y reestructuraciones de deuda.

Caso contrastante el de América Latina donde existen diferencias marcadas en los programas de ayudas económicas a pequeñas empresas. Por un lado tenemos países como Brasil y Perú con paquetes de ayuda equivalentes al 10% y 12% del PIB respectivamente y países como Belice, México y Bahamas con poco más de 1% del producto destinado a apoyos a empresas y trabajadores.

No obstante, muchos de los países de la región latinoamericana, entre los cuales destaca el caso mexicano, se han visto beneficiados directa e indirectamente de los planes de estímulo a la economía de los países desarrollados como el de Estados Unidos. Economía estadounidense absorbe cerca del 80% de exportaciones de México, por lo cual, las múltiples ayudas a pequeñas empresas, se ven reflejadas en aumentos de ingresos para familias de la región. Reflejo de lo anterior, JP Morgan Chase incrementó recientemente la estimación de crecimiento en la economía mexicana para 2021 por segunda vez en lo que va del año de 4 a 5.6%. Este incremento, directamente relacionado con el impulso que se tendrá con la aprobación de nuevos estímulos por parte de Joe Biden.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS