Fed comienza el retiro de estímulos monetarios desplegados tras la crisis económica

 04-11-2021
Emiliano Fuentes

 

   

 

Crédito foto:

 

Este 3 de noviembre 2021, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, anunció el comienzo del desmantelamiento del extraordinario programa de estímulos monetarios. Este, desplegado para hacer frente a la crisis económica provocada por la pandemia con la reducción progresiva de la compra mensual de bonos.

Jerome Powell en conferencia afirmó que la tasa de referencia será dejada de 0-0.25% como se esperaba por los especialistas. No obstante, se anunció la reducción de estímulos monetarios con una reducción en la compra de activos por 15 mil millones de dólares mensuales comenzando este noviembre y durante 8 meses para cubrir los 120,000 millones actuales. Fed también recalcó estar preparada para ajustar el ritmo de tapering ante la preocupación por los altos niveles de inflación. No obstante, Powell aclaró que los factores inflacionarios son de naturaleza transitoria en la economía norteamericana.

Sobre el tema inflacionario, septiembre 2021 tuvo un cierre con una tasa interanual de 5.4% siendo el mayor en trece años en la economía estadounidense. Ante esto, el presidente del Banco Central de Estados Unidos, reconoció que si preocupa sus altos niveles. No obstante, pese a la concesión, aclaró que obedece a problemas en las cadenas de suministro globales y la fuerte demanda.

Por este punto de vista, Powell comentó: "no creemos que sea el momento de subir las tasas de interés" aseveró en la conferencia del anuncio de política monetaria. "Comenzar a reducir nuestras compras de activos no implica ninguna señal directa respecto a nuestra política de tasas de interés. Aún queda terreno por recorrer" aseguró el funcionario.

Otros de los temas tocados en la conferencia, fueron el avance económico logrado gracias al avance en la campaña de vacunación y el marcado avance de la demanda agregada durante el 2021. Según la Fed, por estos argumentos se espera un repunte en la economía nacional durante el último trimestre del año.

No obstante, existen complicaciones difíciles de controlar en el corto plazo que pueden incidir en la economía estadounidense para finalizar el año. En este sentido, restricciones en la actividad económica debido a los cuellos de botella en las cadenas de suministro y la tasa de desempleo por debajo de los niveles prepandemia, limitan la subida en las tasas de referencia de la Fed.

Así, Jerome Powell descartó el alza en los tipos en el corto plazo al considerar niveles altos de desempleo con 5 millones de personas menos trabajando que los niveles de antes de la pandemia. De manera que el comienzo del retiro de estímulos por parte de la Fed no significará por el momento un aumento en las tasas y los mercados accionarios y de divisas reaccionaron de manera positiva.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS