G20, OCDE y varios países impulsan impuestos a la economía digital

 12-10-2019
Alan Hernández

 

   

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) propuso imponer impuestos a las grandes empresas de tecnología, como Apple, Google, Amazon y Uber e inició una consulta que finalizará el 12 de noviembre de 2019. Además, los ministros de finanzas del G20 van a decidir como van a pagar sus impuestos las grandes multinacionales y tienen previsto reunirse en Washington el 17 y 18 de octubre, donde revisarán en conjunto las propuestas que ha hecho la OCDE a fin de evaluar un nuevo sistema tributario aplicado a la economía digital.

Francia aprobó en 2019 su propia ley para aplicar un impuesto a las empresas digitales más importantes de internet como Google, Apple, Facebook o Amazon. La situación no fue del agrado de Estados Unidos y Donald Trump salió al cruce para defender a compañías estadounidenses. El argumento de la OCDE es que los gigantes tecnológicos deben pagar impuestos sobre sus ingresos acumulados, como una manera de evitar busquen países donde la legislación favorece las ganancias de las empresas.

Una de las propuesta que señala la OCDE es: "Las empresas pagarán su parte justa allí donde tengan actividades y donde obtengan beneficios. Los países que actualmente no puedan gravar a los digitales podrán hacerlo".

En esta situación, el organismo emitió el miércoles 9 de octubre una propuesta en la que destacó las normas actuales, que datan de la década de 1920, "ya no son suficientes para garantizar una asignación equitativa de los derechos fiscales en un mundo cada vez más globalizado".

Se plantea una reestructura global de los impuestos corporativos y la entidad lo expresa diciendo que las grandes empresas multinacionales y altamente rentables, incluidas las empresas tecnológicas, paguen impuestos donde sea que tengan actividades importantes para los consumidores y generen sus ganancias.

Por lo tanto, el organismo informó, considera el trabajo integrado por representantes de 134 países y territorios, cuyas sugerencias fueron analizadas en igualdad de condición. Además, la OCDE pretende presentar su propuesta en la siguiente reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del Grupo de los 20.

Recientemente, la OCDE someterá su propuesta a consulta pública el próximo noviembre. Tiene el objetivo de lograr un enfoque conjunto en enero de 2020 y aprobar la medida a finales de 2020.

Por su parte, México contempla en la Ley de Ingresos del Paquete Económico 2020 el cobro de impuestos digitales para Uber, Rappi o Airbnb. El secretario de Hacienda Arturo Herrera rechazó la propuesta se trate de nuevos impuestos. Dijo, era algo contemplado pero no se estaba cobrando.

Este documento se presentará en la próxima reunión de ministros de bancos centrales del G20 que se celebrará en Washington los días 17 y 18 de octubre. Además, se discutirá en una consulta pública prevista para diciembre de 2019.

También, el documento de la OCDE plantea evitar que los beneficios se desvíen a países con tratamientos fiscales más favorables y mantener los precios de transferencia, por lo tanto, sugiere implantar mecanismos de prevención y resolución de conflictos "legalmente vinculantes y efectivos" a los que puedan tener acceso los gobiernos y las multinacionales se vean envueltas en un conflicto.

Con este nuevo paradigma, ganan los países que son grandes mercados como: Alemania, España o Francia. Las iniciativas impulsadas por el G20 y la OCDE, resumen el espíritu de varios países que se ven afectados por no tener una legislación para obligar la recaudación de impuestos de la economía digital.