Indicador IMEF registra una tenue mejoría en el sector manufacturero

 05-02-2020
Ali Figueroa

 

   

 

Ante la iniciativa de inferir cambios en la actividad económica, que le competen a los sectores manufacturero y no manufacturero, y con el objetivo de detectar una evolución económica a corto plazo, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) ha emitido un boletín con el resumen ejecutivo de los datos registrados hasta el cierre de enero de 2020 a través de su índice de difusión en materia económica: el indicador IMEF.

De acuerdo con el resumen ejecutivo del Boletín Indicador IMEF, se registró un aumento de 1.2 puntos y un cierre de 48.2 unidades en el sector manufacturero durante enero de 2020. En primer lugar, con respecto a la serie tendencia-ciclo, se incrementó 0.1 puntos y cerró en 47.4; en segundo lugar, con respecto al indicador ajustado por tamaño de empresa, aumentó 2.7 unidades y cerró en 49.4.

Esto muestra que el indicador IMEF Manufacturero se ha mantenido en la zona de contracción, es decir, con una cantidad menor a 50 unidades, durante nueve meses consecutivos; en el cálculo de los meses comprendidos por la zona de contracción, el indicador de ajuste por tamaño de empresa abarcó siete, y la serie tendencia-ciclo abarcó nueve.

A propósito del Indicador IMEF No Manufacturero, se registró una disminución de 1.4 puntos durante enero, con un cierre de 50.3 unidades; lo que ubica a este sector en la zona de expansión debido a que rebasa los 50 puntos, pese al hecho de haber sido colocado en la zona de contracción durante los ocho meses previos al cierre de enero de 2020.

En el caso del sector no manufacturero, la serie tendencia-ciclo aumentó 0.2 puntos, cerró en 49.7 unidades, y permaneció en la zona de contracción durante once meses; por otro lado, el Indicador ajustado por tamaño de empresa aumentó 0.6 puntos, cerró en 50.3 unidades, y permaneció un mes en la zona de contracción.

Cabe resaltar que los componentes de cada clase de indicador marcaron resultados favorables; por una parte, en el sector manufacturero, cuatro de los cinco componentes tuvieron incrementos, mientras que, en el sector no manufacturero, se registraron dos de cuatro componentes con incrementos.

Asimismo, el Comité del Indicador IMEF llevó a cabo un análisis de coyuntura con las perspectivas y desafíos del horizonte económico a través de dos enfoques: el global, con tres temas principales; y el enfoque nacional, cuyo análisis parte del producto interno bruto (PIB).

Los temas del enfoque económico global son los elementos centrales que se prevén para la agenda económica y de mercado en 2020, se dividen en: desincronización económica, que aborda la reducción de la expectativa de crecimiento económico global, con una cifra estimada de 3.3%; una política monetaria más laxa, pero menos coordinada, cuyo propósito es trabajar sobre las tasas de los bancos centrales; y las elecciones y otros riesgos geopolíticos, con el objetivo de responder ante las posibles contingencia de dichos riesgos.

Por su parte, el enfoque de la economía nacional tiene como finalidad abordar los factores que afectan el PIB, tales como la inversión pública y privada frente a una nueva administración federal, los retrasos en la economía a partir de choques sociales, administrativos, o de otra naturaleza, y la incertidumbre sobre el comercio nacional, que se preocupa por las amenazas de aranceles emitidas por Estados Unidos hacia el mercado de México y la ratificación del T-MEC, acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá. En este sentido, el indicador IMEF mostró una tenue mejoría, tanto en el sector manufacturero como en el no manufacturero.