Irán evade sanciones internacionales con criptomonedas

 23-05-2021
Antonio Moreno
   

 

Crédito foto: iStock

Crédito foto: iStock

Ante las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos a Irán y otros países la producción de criptomonedas a través de energía fósil encara estas pérdidas monetarias. Actualmente se estima, el 4.5 por ciento de la minería de criptomonedas se realiza en Irán, a pesar de no someterse a regulaciones financieras como en otras regiones. Este ritmo de producción de criptomonedas puede llegar a representar ganancias anuales de mil millones de dólares.

Estados Unidos impone sanciones casi totales en Irán, las cuales incluyen la prohibición de todas las importaciones iraníes y limitaciones a las instituciones financieras del país. Debido a ello, las exportaciones petroleras en Irán se han desplomado hasta un 70 por ciento durante la última década. Resultando en la pérdida de miles de empleos, recesión económica y periodos de disturbios civiles en las ciudades más importantes.

La creación de criptomonedas funciona gracias a grandes cantidades de energía, la cual, al pasar por operaciones complejas en supercomputadoras, se transforma en dinero digital. A este proceso se le llama minería, y quienes trabajan en ello reciben un sueldo proporcional a la moneda virtual creada.

Desde 2019, Irán reconoció la minería de criptomonedas y decidió establecer licencias para identificar a los mineros autorizados en el proceso y así vender sus criptomonedas de manera legal. Sin embargo, se han detectado miles de granjas mineras sin licencia, incluso en mezquitas, que recibían electricidad gratuita. Incluso, por el bajo costo energético en la creación de criptomonedas, China se convirtió en un importante cliente de minería de criptomonedas en Irán.

Según datos recolectados por mineros en el Cambridge Centre for Alternative Finance y declaraciones de la compañía generadora de energía de Irán, el 4.5 por ciento de la minería de criptomonedas global sucede en este país. La energía requerida para lograr dicho porcentaje es equivalente a 10 millones de barriles de crudo por año, alrededor del 4 por ciento de la exportación tal de petróleo iraní.

Por este medio, Irán logra vender sus reservas de energía en el mercado global, evadiendo las sanciones impuestas y embargos comerciales. Además, a los mineros se les paga en criptomonedas, por lo cual pueden evadir impuestos y con ello las sanciones financieras. Mientras Estados Unidos planea levantar las sanciones en Irán a costa de un retorno al acuerdo nuclear, también podría permitirle monetizar sus recursos naturales y acceder a servicios financieros.

El país de Medio Oriente ha reconocido, la minería de criptomonedas representa una oportunidad atractiva para eludir las sanciones que se le han impuesto. Ello le ayuda a Irán a equilibrar la pérdida de dinero en efectivo y alivia el excedente de petróleo y gas natural en la región.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS