Ley de reforma de hidrocarburos de AMLO afecta compra de energía por sector privado

 29-03-2021
Emiliano Fuentes

 

   

 

Crédito foto: Sergio Cara/NotiPress

Crédito foto: Sergio Cara/NotiPress

 

Reciente propuesta de Ley de Hidrocarburos presentada por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), significó un cambio drástico en las reglas del sector energético. Estos cambios se proponen a favor de los grandes monopolios estatales y a costa de la inversión privada y libre competencia. Las nuevas reglas, podrían traducirse en el desplazamiento de competidores a través del aumento en el riesgo de regulación con la amenaza expropiatoria del Estado.

Una de las mayores afecciones para el sector privado, es la inclusión del nuevo artículo 59 bis de la ley, que propone como principal causal de suspensión de los permisos del Estado, la seguridad nacional, eléctrica o economía nacional, sin especificar detenidamente cuales serían estos riesgos. De esta forma, la propuesta elaborada por López Obrador y presentada al Congreso le dará mayores facultades a la autoridad federal para suspender permisos a empresas privadas.

Estas nuevas facultades, elevaran la incertidumbre en los potenciales inversores pues la nueva Ley de Hidrocarburos se basa en aumentar la capacidad estatal para suspender permisos a empresas privadas. Con las suspensiones planteadas, el Estado podría tomar el control con las empresas paraestatales como Pemex y CFE para operar las instalaciones de los negocios cuyo permiso sea suspendido.

Cabe resaltar que, la anterior reforma energética planteada por Enrique Peña Nieto aumentó la intervención del sector privado en muchos de los ámbitos de las actividades de la industria petrolera. Esto después de años en donde los monopolios de las empresas del Estado mexicano que proporcionaban estos servicios tuvieron serias perdidas en calidad y precio de la energía. Por ende, la iniciativa de Reforma de Hidrocarburos propuesta por AMLO sería un retroceso grave para la eficiencia en el sector, puesto que ni Pemex ni CFE cuentan con los recursos necesarios para intervenir en el desarrollo de energía.

El debate energético, fue recientemente tema de discusión después de los apagones de 2019 y 2020 ocasionado por una falta de abasto. El principal proveedor de hidrocarburos, Estados Unidos, ante una escases de recursos, dejó de vender el recurso energético al gobierno mexicano.

De manera que, Ley de Hidrocarburos, ha significado un cambio en decremento del sector privado y en favor de mantener un monopolio estatal en la trasmisión y distribución del energético. Las mayores afecciones podrían verse reflejados en los usuarios finales con elevados precios y menor calidad de la energía, debido a las nuevas reglas propuestas en la Ley.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS