Presupuesto de Egresos 2023: finanzas públicas preocupan al sector privado

 14-11-2022
Ali Figueroa
   

 

Crédito foto: Freepik

Crédito foto: Freepik

 

De acuerdo con La Cámara de Diputados, el 8 de noviembre de 2022 se aprobó en lo general el dictamen del Presupuesto de Egresos 2023. En el boletín oficial compartido por el Poder Legislativo, autoridades informaron que el gasto total previsto se encuentra en 8 billones 299 mil 647.8 millones de pesos.

Bajo esta línea, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) comentó que la disponibilidad de recursos del sector público para sufragar el gasto preocupan al sector privado. Según el análisis económico compartido con NotiPress, esta preocupación se debe a la sostenibilidad de las finanzas públicas, especialmente por tema de gasto e interéses.

En un boletín publicado el 10 de octubre de 2022, la Cámara de Diputados confirmó la aprobación del presupuesto para fortalecer el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP). Al respecto, el CEESP informó que el fortalecimiento del FEIP es una iniciativa acertada, sin embargo la gestión de los recursos no sigue medidas de cautela.

Según el centro, la primera preocupación en este campo es que la ley no especifica el tipo de activos. La segunda consiste en falta de transparencia y disponibilidad de las agencias públicas involucradas. En tercer lugar, el FEIP no tiene una meta de recursos clara, y autoridades planean su sostenibilidad mediante ingresos excedentes.

Ante la aprobación del dictamen, el sector privado informó que existen reasignaciones con respecto al gasto de proyectos del Poder Ejecutivo. Sobre ello, el análisis compartido con la agencia de noticia indicó que el Presupuesto de Egresos 2023 recortó 6 mil 438 millones de pesos (mdp) asignados en ramos autónomos. Ello con objeto de reasignar 6 mil 432 mdp al gasto de la Secretaría del Bienestar.

Con base en este precedente de inversión y reasignación, el CEESP considera que los programas actuales no cuentan con incentivos adecuados ni rentabilidad para asegurar la salud económica del país. Aunado a ello, el centro indicó que las finanzas públicas presentan señales de ser insostenibles a largo plazo; entre ellas destacaron:

  • Costo del servicio de la deuda pública, que en 2023 representará 13% del gasto total
  • Rigidez en los programas de transferencias directas a la población
  • Ritmo de endeudamiento público
  • Debilidad de las fuentes de ingresos fiscales recurrentes

El CEESP comentó que la deuda pública es la señal más significativa para demostrar el comportamiento y salud de las finanzas públicas. Si bien el discurso oficial sobre este tema es positivo, las cifras analizadas por el sector privado muestran que el saldo de la deuda repuntará a 15.5 billones de pesos al cierre de 2023.




DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS