Reto de las pymes ante posible desaceleración económica

 22-07-2019
Redacción NotiPress

 

   

 

México es la economía número 15 de acuerdo a datos del Banco Mundial. Las pymes aportan el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. En este contexto, ante una posible desaceleración de la economía, las pymes se enfrentan a retos de flujos de dinero para las operaciones comerciales.

En el mundo de las empresas, gestionar un fondeo adecuado dependerá de las acciones que emprendan los empresarios. Según Alfonso Vega, director comercial de Serfimex Capital, existen acciones para mitigar el impacto de una contracción y aprovechar las oportunidades que genera una desaceleración.

La clave para aprovechar estos ciclos a favor de las pymes incide en su tamaño. Al ser entidades pequeñas, estas se pueden adaptar rápidamente al cambio, desde el ámbito operativo, ajustando sus producto y precios a las necesidades del mercado y así aprovechar el letargo en la oferta que se provocará cuando las grandes empresas tarden en ajustarse a una economía cambiante. Estos ajustes requieren de liquidez necesaria en el momento adecuado.

Será necesario la búsqueda de nuevas fuentes de financiamiento y no limitarse a la banca tradicional, la cual ante el panorama actual puede acortar su aceptación al riesgo y reducir las líneas de crédito que otorgan.

Es por eso que será importante la apertura de nuevas líneas de financiamiento con el fin de mantener un flujo de caja sano. Las fuentes alternativas, como la figura de una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofomes), son una opción viable, ya que mantendrán una perspectiva al riesgo amplia hacia las pymes al estar diseñadas para la atención y entendimiento de este nicho de empresarios.

Las Sofomes cuentan con instrumentos financieros como el arrendamiento, factoraje y crédito simple con líneas revolventes. Estas herramientas serán útiles para apuntalar los flujos de caja. Según el especialista, no se trata de aplicar el potencial total de la línea de crédito, si no de contar con disponibilidad para enfrentar oportunidades o necesidades que se puedan presentar.

Otra prioridad durante este ajuste económico será él cuidar el historial crediticio de la empresa ya que, de ser negativo, este impactará durante varios años cualquier operación futura de financiamiento, no importando que la economía ya se haya recuperado.

Proyecciones sostienen una perspectiva de crecimiento del país muy ajustada. El pronóstico del PIB se mantiene en 0.7% en todo el 2019 y 1.2% para 2020 según Bank Of America. Para Serfimex Capital, 31 de julio podría mejorar las perspectivas de crecimiento, al esperarse una baja en las tasas de interés de Estados Unidos de entre 25 a 50 puntos bases, impulsando el consumo y provocando a su ves una baja en las tasas de México. El mismo 31 de julio, estará disponible el dato preliminar expuesto por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre el crecimiento del segundo trimestre de 2019.

Según datos de la Asociación de Sociedades Financieras de objeto Múltiple de México, las Sofomes representan el 20% del financiamiento total al sector privado.