Última semana de junio de 2020 con dificultades para peso mexicano

 27-06-2020
Emiliano Fuentes

 

   

 

Moneda mexicana cerró la última semana de junio de 2020 con una depreciación de 1.83%, esto se suma a las pérdidas de las pasadas tres semanas donde el acumulando da una depreciación de 6.80% en dicho periodo. De esta forma el peso mexicano fue la segunda moneda más depreciada después del real brasileño que reportó una abrupta caída de 9.32%.

Estas depreciaciones están íntimamente ligadas con el impacto del coronavirus en buena parte de la región de Latinoamérica, ya que durante el mes de junio de 2020 ha sido una de las regiones más afectadas por el crecimiento de casos de coronavirus y por la incertidumbre económica, puesto que varios países son productores clave de materias primas, cuya demanda ha disminuido drásticamente por la contracción en la actividad económica suscitada en el mundo por la pandemia.

Otro factor de impacto importante en el peso, fueron los nuevos contagios de coronavirus en Estados Unidos que alcanzaron niveles superiores a los vistos en abril. Varias regiones del país frenaron el proceso de reapertura económica, lo cual dificulta enormemente la recuperación acelerada de la economía norteamericana pues dicha recuperación no será en V y retardará la normalización en la demanda de materias primas, de los factores que más afectan a México y diversos países de América Latina.

Para el caso de la economía mexicana, la expectativa de una lenta recuperación económica en Estados Unidos significa un escenario negativo, debido al 80% de las exportaciones totales del país se envían al vecino del norte. Ante esto, Banco Base contempla que el producto interno bruto (PIB) de México disminuya un 8% durante 2020 de acuerdo con un escenario central. No obstante, los nuevos casos de coronavirus elevan la lenta recuperación del ritmo de la economía y probablemente una caída del PIB del 10% en 2020.

Durante la semana, Banco de México (Banxico) recortó la tasa de interés de referencia en 50 puntos base (pb) a 5.0%, su nivel más bajo desde noviembre de 2016. Tras el recorte, el peso se apreció el jueves 25 de junio, tal y como lo esperaba el mercado, una medida que ayudará a la debilitada economía local a enfrentar la crisis del coronavirus.

Así, según los datos de Banco Base, para los meses siguientes se esperan nuevos recortes de Banxico hasta cerrar 2020 donde la institución financiera mantiene una expectativa de una tasa de referencia tope de 4% nominal para cerrar el año. El recorte a la tasa de interés no tuvo un efecto observable sobre el tipo de cambio de manera sostenida, pero ayudo a minimizar la pérdida.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-