Académicos testificarán en juicio político de Donald Trump

 04-12-2019
Julio Hernández

 

   

 

Noah Feldman, Pamela Karlan, Michael Gerhardt y Jonathan Turley testificarán el 4 de diciembre ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes y hablarán sobre los esfuerzos del presidente Donald Trump para presionar a Ucrania y obtener ganancias políticas, las cuales cumplen claramente con la definición histórica de delitos impugnables.

Esta será la primera vez que los profesores de derecho aparezcan en la audiencia de juicio político ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

Michael Gerhardt , profesor de la Universidad de Carolina del Norte, planea argumentar que Trump ha cometido varios delitos irreparables al tomar medidas con respecto a Ucrania, hechos peores que la mala conducta de Richard Nixon durante el Watergate.

Gerhardt es sabedor de la conducta de Trump y es probable la solicitud de interferencia extranjera en su nombre en las próximas elecciones y agregó que las acciones de Trump son peores que la mala conducta de cualquier presidente anterior.

El profesor de Harvard, Noah Feldman, argumentará que los intentos de Trump de retener una reunión de la Casa Blanca y la asistencia militar de Ucrania como palanca para favores políticos constituyen una conducta indeseable, al igual que el acto de solicitar asistencia extranjera en una llamada telefónica con el entonces presidente electo de Ucrania. Volodymyr Zelensky.

De acuerdo a las investigaciones preliminares, Trump cometió delitos al abusar de la oficina de la presidencia. Presuntamente, el Presidente se sobrepasó de su cargo al solicitar al presidente Volodymyr Zelensky que anunciara investigaciones de sus rivales políticos para obtener una ventaja personal, incluso en las elecciones presidenciales de 2020. Esto es lo que planea decir Feldman.

Pamela Karlan, profesora de derecho en Stanford, le dirá a los legisladores que el intento del presidente por conseguir ayuda del extranjero no se consideraría la política de siempre en términos históricos. Es, en cambio, una razón fundamental por la cual la Constitución contiene un poder de juicio político. En pocas palabras, un candidato a presidente debe resistir la interferencia extranjera en las elecciones, no exigirlo. Si se desea mantener la fe en la Constitución y República, el presidente Trump debe rendir cuentas.

Finalmente Jonathan Turley, profesor de derecho en la Universidad George Washington, ofrecerá la única disidencia, argumentando en su declaración de apertura que Trump no debe ser acusado.

En una declaración escrita de 53 páginas presentada al comité, Turley deja en claro que no es partidario del presidente Donald Trump y cree que el asunto de Ucrania merece una investigación. El juicio político demócrata es peligrosamente descuidado y prematuro, según el profesor de derecho.