Alberto Fernández, presidente de Argentina, afirma no poder pagar deuda al FMI

 10-02-2020
Patricia Manero

 

   

 

Alberto Fernández, presidente de Argentina, confirmó en una entrevista con Radio Continental de Buenos Aires, el país no podrá cumplir con los vencimientos de su deuda pública con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En este sentido, el presidente está listo para recibir el 12 de febrero la misión enviada por el FMI en función de buscar un acuerdo para renovar la deuda sin romper su promesa de evitar recortes en el gasto público.

Por otro lado, el peronista busca convencer al FMI de aprobar los cambios realizados al plan por el que otorgó a Argentina créditos de alrededor de 44 mil millones de dólares a partir de 2018. Asimismo, Fernández planea evitar la austeridad fiscal y reformas estructurales que normalmente se imponen a los países en función de reactivar las finanzas.

En este sentido, el mandatario mencionó, el gobierno argentino quiere destinar el pago de la deuda a la reestructuración de la economía del país, por ello, aunque pagaran, no alcanzaría, pues estaría sumiendo a la economía "en una postración absoluta". Después de su gira por Europa, donde visitó Italia, España y Francia, así como el Estado del Vaticano, el Ejecutivo sostuvo, su gira "fue mucho más que productiva", ya que consiguió una respuesta de apoyo importante por parte de los gobiernos internacionales en relación con las negociaciones con el FMI.

"En todos los casos pudimos contarles qué es lo que queremos hacer y qué necesitamos" comentó el mandatario en la entrevista. Ante esto, economistas han mencionado, el futuro de la economía argentina dependerá del resultado de las reuniones de este miércoles 12 de febrero; asimismo, prevén una caída en la economía del 1,5 por ciento promedio para 2020, después de la contracción de 2019.

Cabe mencionar, Fernández recibió a Argentina con una economía en recesión desde abril de 2018, la cual agravó la situación social, donde más de un tercio de la población está bajo la línea de pobreza y el aumento de desempleo se encuentra por encima del 10 por ciento. Asimismo, el país latinoamericano y el FMI tienen un pasado complejo, ya que economistas culpan al organismo de causar el colapso económico entre 2001-2002, donde millones de argentinos pertenecientes a la clase media terminaron en la pobreza.

No obstante, después de que en 2018 la moneda nacional sufriera una depreciación, Argentina se vio obligada a llegar a un acuerdo con el FMI por una línea de crédito de 57 mil millones de dólares, misma que incluía metas fiscales complicadas. En este sentido, de este préstamo sólo 44 mil mdd fueron otorgados antes de la suspensión del acuerdo en 2019, cuando Argentina admitió, tendrían que renegociar alrededor de 100 mil millones de dólares en deuda pública.

A pesar de los esfuerzos para reactivar la economía argentina, Alberto Fernández confirmó, el país no está en condiciones para pagar la deuda del FMI y mencionó, las negociaciones con el organismo y el resto de los acreedores externos serán dos caminos distintos necesarios.