La amenaza al proceso de paz tras anuncio de las FARC

 07-09-2019
Camila González

 

   

 

Un video se hizo viral en Internet, el 29 de agosto. Iván Márquez, uno de los principales exdirigentes de la guerrilla colombiana de las FARC dijo: "Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia (lugar de nacimiento de las FARC) bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión".

Estas alarmantes palabras dieron inicio a una nueva etapa de guerra en Colombia, tras la firma de uno de los más importantes acuerdos de paz a nivel global. Márquez incluso formó parte, durante varios años, del equipo negociador de los diálogos de paz que se llevaron a cabo en La Habana, Cuba, con el gobierno del expresidente colombiano Juan Manuel Santos.

Márquez dejó clara su decisión de retomar las armas, así como la de alias "Jesús Santrich" se debe a que el actual gobierno de Iván Duque no está cumpliendo con los pactos que se convinieron en la firma de la paz. Para él, se trata de la "continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado a los acuerdos de paz de La Habana firmados en 2016".

Este reincidente guerrillero enfatizó, en el video de 32 minutos de duración filmado en un lugar desconocido, que esta nueva etapa de la lucha armada será directamente contra lo que denominó "oligarquía excluyente y corrupta".

A su lado en la grabación aparecen "Santrich" y Hernán Darío Velásquez, alias "El Paisa"; los tres con fusiles en la cintura y vestidos de verde militar. Habían desaparecido del panorama nacional -y del Congreso- desde hace más de un año, momento en el cual habían dejado también de cumplir sus compromisos con la Justicia Especial para la Paz (JEP).

En pocas palabras, Márquez se refirió a la reciente firma del proceso de paz y la desmovilización masiva de los guerrilleros, en la que se entregaron las armas a la Organización de Naciones Unidas (ONU) como un "desarme de la guerrilla a cambio de nada". Además, enfatizó que entre 2017 y 2019, han sido asesinados 500 líderes sociales, así como 150 guerrilleros reinsertados.

Hoy el 90% de las FARC sigue desmovilizado. Hombres y mujeres que están estudiando y adaptándose a la sociedad de formas productivas temen por el futuro de los acuerdos y la nueva apuesta de vida que eligieron.

Al respecto el expresidente Juan Manuel Santos se pronunció en Twitter: "Hay que seguirles cumpliendo. A los desertores hay que reprimirlos con toda contundencia. La batalla por la paz no se detiene". Esta amenaza podría echar atrás un proceso histórico de paz.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-