Argentina pondrá en cuarentena a quienes regresen al país para frenar coronavirus

 11-03-2020
Sergio F Cara

 

   

 

La medida analizada por el presidente argentino Alberto Fernández, apunta a pasar de un modelo voluntario a uno de cuarentena obligatoria con el fin de contener el contagio del coronavirus. El mandatario expresó que quienes regresen al país luego de visitar naciones con COVID-19, las personas "tienen la obligación de recluirse en soledad en su casa", sin embargo advirtió "si no lo cumplen, estarán incurriendo en un delito", con relación a poner en riesgo la salud pública. Los casos detectados en el país sudamericano son todos de importación.

Fernández adelantó se darán a conocer medidas en el transcurso del 11 de marzo de 2020. Asimismo, el mandatario anticipó se estudia qué hacer con los espectáculos públicos ante el riesgo de contagio en grandes multitudes de personas; también se está considerando cerrar el ingreso de personas provenientes de Italia.

El 10 de marzo, el gobierno encabezado por Fernández anunció un fondo especial de mil 700 millones de pesos (un poco más de 2 millones 700 mil dólares) para reforzar el sistema de salud argentino ante el COVID-19.

Infectólogos de Argentina habían anticipado que, dadas las condiciones de época del año (en Argentina es verano aún en marzo), la probabilidad de llegada de coronavirus al país era mínima, incluso el ministro de Salud Ginés Gonzáles García había dicho días antes de la llegada del primer contagiado que no sería inminente el arribo del virus al país sudamericano.

Asimismo, para el presidente Fernández, lo dicho por su ministro de salud era un pensamiento de la misma lógica al de los profesionales de la salud. En entrevista dijo "el virus aparentemente se destruye con el calor, y Argentina y América Latina están todavía en verano, entonces, lo que todos los infectólogos planteaban era que iba a llegar más tarde". El mandatario se defendió al señalar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) daba indicaciones sobre que el virus se propagaba en condiciones de frío no de calor en una ciudad con un promedio por encima de los 30 grados. El jefe del Ejecutivo resaltó los casos de coronavirus en Argentina son importados y no por contagio local.

Por su parte, la estrategia de Argentina tiene similitudes a la de México: Una persona contagiada o con síntomas es entrevistada para conocer con quienes tomó contacto, si viajó y de qué país proviene y así verificar al círculo de personas para ponerlas en un sistema de control.

Ante un escenario donde al 11 de marzo de 2020 ya hay 19 personas infectadas con coronavirus y un ciudadano fallecido, el gobierno argentino analiza imponer una cuarentena obligatoria para frenar el potencial contagio, en particular con los más vulnerables como son niños y adultos mayores de 65 años. Alberto Fernández se manifestó a favor de la prevención, aunque reconoció que es una enfermedad de mortalidad muy baja y recuperación rápida.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-