Boris Johnson pide al Parlamento Británico no votar por atraso en Brexit

 02-09-2019
Ariadna Armas

 

   

 

La oficina del primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, en Downing Street, Londres volvió a ser noticia, esta vez como la sede de las recientes declaraciones del político conservador sobre la última estrategia de la oposición por retrasar el Brexit.

Boris Johnson hizo de información pública este 2 de septiembre de 2019, la petición al Parlamento, en específico, a los legisladores de no votar por atraso en el BrexIt, que se planea se haga efectivo el 31 de octubre de 219. El mandatario afirmó en esta ocasión la posibilidad de debilitar la postura de su gobierno frente a futuras negociaciones de votar a favor de la demora.

Tras la estrategia del primer ministro de suspender al Parlamento durante el mes de septiembre de 2019 para evitar la aprobación de leyes que impidan al Reino Unido de salir de la Unión Europea por parte de la oposición, múltiples senadores señalaron a la suspensión como una táctica desleal y antidemocrática. En respuesta a la aprobación de la reina Isabel II, quien dio el visto bueno a la propuesta del primer ministro, el partido opositor aseguró trabajar en una estrategia y evitar brexit, a pesar del corto periodo de tiempo para garantizar las legislaciones necesarias. En una muestra por apelar a la bienestar de Reino Unido, 160 diputados presentaron una declaración de promesa al pueblo británico en función de garantizar las acciones necesarias y evitar la salida de Reino Unido.

Una semana después de los cuestionamientos de la sociedad inglesa a las acciones de la corona a favor de brexit, el primer ministro emite una nueva petición. Esta vez pide a los senadores no votar este miércoles 4 de septiembre para retrasar la salida más tiempo. En sus declaraciones, Johnson expresó su voluntad en contra de la votaciones, debido a la imagen que esto podría dar de Reino Unido ante la búsqueda de negociaciones con la Unión Europea.

El mandatario también instó a los políticos del Parlamento a continuar con la agenda prevista y evitar una votación más. Reino Unido parece estar en un mes crítico por definir el futuro del país ante la Unión Europea, quienes ya han negado determinantemente la eliminación de la salvaguarda entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

De llevarse a cabo las votaciones, el primer ministro Boris Johnson se verá en la obligación de pedir una extensión más para garantizar la salida de Reino Unido de la Unión Europea, mismo problema que su antecesora, Theresa May, quien enfrentó esta situación tres ocasiones y por la cual se vio en la necesidad de presentar su renuncia. El ahora primer ministro y presidente del partido conservador y la oposición cuentan con poco tiempo para definir el futuro económico y social de Reino Unido.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-