Canadá acusa a China, Rusia, Irán y Norcorea de principales amenazas cibernéticas

 18-11-2020
B Amigon

 

   

 

Con el gran desarrollo tecnológico, la confiabilidad puesta en los servidores y dispositivos virtuales cada vez es mayor así como la amenaza de hackeos y actividad maliciosa. En un reciente reporte sobre ciberseguridad, el gobierno de Canadá denunció a China, Rusia, Corea del Norte e Irán como las principales amenazas a la infraestructura virtual del país. En este sentido, afectan a gobierno, empresas y ciudadanos por igual, amenazas que podrían hasta interrumpir el servicio de energía eléctrica.

El Centro Canadiense para la Seguridad Cibernética o Ciber Centro del Establecimiento de Seguridad de Comunicaciones (CSE, por sus siglas en inglés) tiene por fin reunir a los expertos del país, sean del sector privado, el gobierno o centros académicos para analizar las posibles amenazas virtuales y ofrecer información clara a la población. Por eso, esta organización publicó la Evaluación Nacional de Amenazas Cibernéticas 2020 (NCTA), un reporte bianual con los cambios sucedidos, análisis de las amenazas presentes y proyecciones de los próximos dos años.

Por primera vez, en el NCTA 2020 se mencionó directamente a los programas financiados por Rusia, China, Irán y Corea del Norte como una de las principales y más peligrosas amenazas para los canadienses y las organizaciones del país. Bajo esta línea, son los actores con las capacidades más sofisticadas para realizar ciberespionaje, ciberataques, robar propiedad intelectual y operaciones de influencia en línea con fines económicos, ideológicos y geopolíticos.

"Sin duda, tenemos una larga historia de observar el comportamiento de China que no está de acuerdo con nuestras expectativas", declaró a medios Scott Jones, líder del Ciber Centro. "Es muy probable que los actores patrocinados por el estado estén intentando desarrollar las capacidades cibernéticas adicionales necesarias para interrumpir el suministro de electricidad".

Ya en 2018 el CSE había acusado a China, en alianza con otros países, de haber comprometido proveedores de servicios gestionados (MSP). Más recientemente, el 16 de noviembre de 2020, denunció la intervención rusa para hackear organizaciones de Canadá, Reino Unido y Estados Unidos con información sobre el desarrollo de vacunas contra el virus SARS-CoV-2.

Tal como menciona Harjit Sajjan, ministro de Defensa Nacional, las amenazas extranjeras a la ciberseguridad resultan en una "nueva normalidad" que impacta no sólo a las grandes empresas, sino también a cada uno de los ciudadanos canadienses cuya información sensible puede ser robada y la gobernanza del Internet, influenciada.

Ahora más que nunca, con gran parte de los servicios e información en la red tras la migración digital provocada por la crisis sanitaria, el gobierno y las empresas en ciberseguridad, no sólo en Canadá, deben estar alerta a amenazas virtuales, incluso si provienen de China, Irán, Rusia o Corea del Norte, países que no han comentado las afirmaciones canadienses.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-