Choque de intereses en Italia pudo propagar contagios de Covid-19

 29-04-2020
Iván González

 

   

 

Después del descenso en los casos de coronavirus en Italia y una posible vuelta a la normalidad, han salido a la luz ciertos datos que pueden demostrar un mal manejo por parte del gobierno italiano y un choque de intereses con Confindustria que podría haber provocado un contagio descontrolado en la región de Lombardía, al norte del país.

Para empezar, Italia fue el primer país occidental en registrar casos de Covid-19, por lo cual no se tenían registros ni de los síntomas ni de la forma de contagio, mucho menos de las repercusiones físicas y la mortalidad del virus; por si esto no bastara, la primer región infectada fue Lombardía, localidad con 10 millones de habitantes y la que cuenta con mayor densidad poblacional. El 20% de las residencias para adultos mayores se encuentran en Lombardía, y su población, en comparación con el resto del país, tiene la mayor cantidad de personas de 65 años o mayores, convirtiéndola en una bomba de infección por la vulnerabilidad de su población.

Lombardía pudo haber sido aislada antes del 7 de marzo, sin embargo, cuando las camas empezaron a escasear y el servicio médico se vio completamente rebasado por los contagios, tanto el gobierno regional como los gobiernos locales decidieron hacer caso omiso a las indicaciones del primer ministro italiano, Giuseppe Conte. La razón de la desobediencia es la presión de la Confederación General de la Industria Italiana (Confindustria) para mantener abiertas las fábricas productoras y manufactureras de la región con el pretexto de evitar una pérdida económica alta; Lombardía produce cerca del 21% del Producto Interno Bruto (PIB) de Italia.

Cuando los casos de contagio llegaban a más de 100, Confindustria lanzó una campaña en medios de comunicación masiva para calmar a los inversionistas preocupados asegurando que la producción no se había visto afectada por los contagios de coronavirus en la región, y aún cuando Lombardía entró en confinamiento obligatorio -la región fue aislada el 7 de marzo-, Confindustria mantuvo abiertas las fábricas, exponiendo a miles de personas a contagios y sacrificando su salud para no perder ingresos.

Ahora, ante el lento regreso a la normalidad propuesto por Giuseppe Conte, los sectores de negocios y la oposición del primer ministro ha sido criticado como "un error político, económico y constitucional", como expresó el exprimer ministro y líder del partido Italia Viva, Matteo Renzi. No obstante, a pesar de las duras críticas de la oposición, la popularidad de Conte ha aumentado 18 puntos en dos meses al llegar a 68% de aprobación, según Ipsos, cifra que demuestra un respaldo por parte de la ciudadanía al primer ministro y a sus medidas ante la crisis provocada por la pandemia. Italia fue una de las naciones más afectadas por la propagación de Covid-19, preocupa el choque de intereses que podría haber generado una de las crisis más grandes en el país.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-