Estados Unidos se asegurará se cumpla la cuarentena a través de anuncios móviles

 31-03-2020
Miguel Robles

 

   

 

Estados Unidos han registrado un incremento acelerado y constante en el número de contagios confirmados por la COVID-19 dentro de sus fronteras. Suma 175 mil 67 infectados y 3 mil 415 defunciones, superando a China e Italia de forma contundente. New York se erige como el epicentro del virus en el país, registró así el mayor numero de casos en todo el país con 76 mil infectados y 1550 muertos.

Esto ha significado la nueva implementación de medidas de seguridad, pero esta vez bajo estrictas y rigurosas acciones apoyadas en la fuerza policial y gubernamental de algunos estados, esto para frenar la creciente amenaza económica y social que representa la pandemia, y como solución a las nulas acciones llevadas a cabo por el presidente Donald Trump.

Según The Wall Street Journal se han habilitado los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en ingles) los cuales buscan de forma exhaustiva captar la mayor cantidad de datos de ubicación obtenidos de diversos anuncios en dispositivos electrónicos con el fin de poder rastrear las mayores afluencias de usuarios en múltiples lugares públicos.

De esta forma se espera generar un sitio con información de geolocalización en 500 ciudades estadounidenses para medir y controlar la eficacia de las medidas implementadas bajo estrictas normas sanitarias. En New York, por ejemplo, los investigadores informaron a las autoridades que encontraron a un grupo de personas reuniéndose en un parque pese a la cuarentena.

Este hecho desató polémica en redes sociales, en palabras de algunos usuarios "la medida representa una violación directa a la privacidad de los ciudadanos estadounidenses ya que en cualquier momento el gobierno podría usar esos datos con otros fines".

Pese a las quejas en redes sociales y foros sobre privacidad de activistas en la protección de datos digitales se ha informado en un reporte que entre los datos recopilados no se incluyó el nombre ni el numero telefónico del usuario, como forma de resguardo en su seguridad electronica.

La recolección de datos digitales por parte del gobierno no es una practica ajena a otras partes del mundo, algunas compañías de servicios telefónicos en Europa han compartido múltiples bases de datos en países como Austria, Italia y Alemania, por su parte en China un sistema de seguimiento a cargo de algunos funcionarios monitorea a los ciudadanos y en Taiwan la policía es alertada cuando la gente sale de sus hogares.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-