Facebook, Twitter y Google testifican ante Congreso sobre desinformación y terrorismo

 04-07-2019
Belem Ruiz

 

   

 

El 26 de junio de 2019 agentes de Facebook, Twitter y Google, además de una experta en libertad de expresión, testificaron ante el Comité de Seguridad Estadounidense de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, fueron cuestionados por representantes republicanos y demócratas en torno a lineamientos y acciones respecto a publicaciones, usos y comportamientos calificados como terroristas que suceden en las plataformas. Lo anterior, como respuesta a lo sucedido en redes sociales durante la matanza perpetrada en una mezquita de Christchurch, Nueva Zelanda, en marzo de 2019.

A fin de brindar sus testimonios sobre terrorismo y otros graves problemas, se presentaron ante los representantes: Monika Bickert, vicepresidenta de Gestión de Políticas Globales en Facebook; Nick Pickles, estratega global principal de Políticas Públicas en Twitter; Derek Slater, director global de Políticas de Información, Asuntos Gubernamentales y Políticas Públicas en Google; y Nadine Strossen, expresidenta de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles y abogada experta en la Primera Enmienda a la Constitución de Estados Unidos, relativa a libertad de expresión.

Bennie Gordon Thompson, demócrata presidente del comité, cuestionó a los ejecutivos de las gigantes tecnológicas sobre desinformación, tomó como ejemplo el difamatorio y falso vídeo publicado donde se ve a la demócrata Nancy Pelosi en supuesto estado de ebriedad; destacó el hecho de que solo YouTube eliminó el contenido casi de inmediato, pero se propagó en Twitter y Facebook. Bickert aseguró que, tan pronto organizaciones de verificación de datos etiquetaron el vídeo como falso, lo notificaron a sus usuarios, aunque admitió aún es un proceso tardado; el estrato conversacional de Internet no cuenta todavía con políticas en contra de prácticas de desinformación, reconoció Pickles.

"En última instancia, la única protección que tendremos, en esta sociedad, contra la desinformación es la educación, comenzando en los niveles más tempranos de educación infantil, en la alfabetización mediática. Porque el Congreso nunca podría proteger contra la desinformación en los medios tradicionales, ¿cierto? Significaría implementar estándares muy estrictos sobre qué es la difamación punible y el fraude punible", declaró Strossen al respecto. Contenidos como el referido vídeo de Pelosi, asimismo recordó la abogada, es contenido perfectamente permitido en otros medios.

Michael Dennis Rogers, representante republicano de Alabama, cuestionó a Slater acerca de un vídeo donde una alta ejecutiva de Google habla sobre la posible reelección de Trump, específicamente menciona la responsabilidad de la empresa de no permitir que ello suceda; el ejecutivo de Google aseguró se trata de declaraciones sacadas de contexto. En adición, aseguró ningún empleado de la gigante tecnológica, sin importar el rango, puede manipular los resultados de las búsquedas hechas a través de sus productos o servicios para hacerlos coincidir con preferencias políticas personales.

Garantizar la transparencia es clave a fin de evitar los sesgos políticos sin afectar la libertad de expresión, comentó Strossen. De igual forma enfatizó la importancia de respetar las garantías de libertad de expresión internacionales. Por otro lado, recomendó garantizar el derecho a réplica y la publicación de los estándares por los cuales se rigen las empresas privadas de redes sociales al abordar estos asuntos. Resaltó que organizaciones como Naciones Unidas recomienda no eliminar contenidos a menos de tratarse de materiales que representen daños serios e inminentes, cuando la eliminación sea el único medio de prevenir tales daños.

"Recomiendo a estas empresas utilizar tecnología de empoderamiento orientada a los usuarios. Eso nos permitiría, a los usuarios, tomar decisiones verdaderamente informadas y voluntarias sobre lo que vemos y lo que no vemos; y no manipularnos como se ha informado muchas veces, aumentando radicales y cámaras de eco. Al contrario: darnos la oportunidad de tomar nuestras propias decisiones y elegir nuestras propias comunidades ", declaró la abogada experta en la Primera Enmienda a la Constitución de Estados Unidos.

Alrededor del 42% de la población mundial es usuaria de las redes sociales, declaró Sheila Jackson Lee, representante demócrata de Texas; la política preguntó a Bickert si Facebook puede garantizar nunca volverá a transmitirse en vivo un atentado terrorista como sucedió durante el primer ataque en Nueva Zelanda en marzo de 2019. La Inteligencia Artificial tiene un papel importante en la detección de este tipo de contenido pero es una tecnología aún en desarrollo, en conjunto con gobiernos y otras entidades, dijo la ejecutiva, quien además comentó el acceso a Facebook Live cambió a raíz de los ataques de Christchurch.

Pickles compartió, Twitter trabaja en el desarrollo de tecnologías cuyo propósito es ayudar a detectar republicaciones de un contenido una vez este ha sido eliminado de la plataforma; las soluciones se basan en aprendizaje automático y grupos de personas. YouTube trabaja con el mismo esquema de tecnologías cognitivas en conjunto con humanos y, aseguró Slater, cuando se trata de extremismos terroristas, alrededor del 90% de los vídeos removidos durante el primer semestre de 2019 fue eliminado antes de ser visualizado siquiera por un solo usuario.

De esta forma respondieron los ejecutivos de Facebook, Twitter y Google al ser cuestionados acerca de cómo las empresas para las que trabajan abordan problemas relacionados con la difusión de contenido terrorista o de desinformación en las redes sociales. Cabe destacar un comentario hecho por Nadine Strossen sobre el rol del propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la difusión de noticias falsas o "hechos alternativos" a través de sus cuentas oficiales; la abogada insistió en la necesidad de respetar la libertad de expresión y comenzar a educar a los usuarios, en lugar de censurarlos.