Fed confirma decisión de bajar tasas de interés, medida no refleja economía de EU

 31-07-2019
Emiliano Fuentes

 

   

 

La última vez que la Federal Reserve Board (Fed) recortó su tasa de referencia fue en diciembre de 2008, antes de la crisis subprime donde se mantuvo con tasas abajo de 2% y llegó a mínimos históricos de 0.0 a 0.25 % que desembocó en una espiral de inflación masiva.

Datos de la actividad económica estadounidense mostraron un mejor desempeño a lo esperado, pues hubo un aumento sorpresivo en la confianza del consumidor y un aumento en la inflación medida por el gasto del consumidor de 1.6 menor al 2% establecido por la Fed por lo que no concuerda con la decisión.

Si bien la economía presentó una desaceleración en el segundo trimestre de 2019, al reportar un crecimiento de 2.1% a tasa anulada, cifra menor al 3.1% previo, es un escenario mejor que el 1.8% esperado después de las tensiones comerciales suscitadas entre Estados Unidos y China por lo que el anuncio no se da como mecanismo para reactivar la economía.

Por el contrario, el anuncio del banco central estadounidense se da en medio de un contexto de fuertes presiones por parte de Donald Trump, quien ha criticado de forma sistemática el alza de las tasas de interés e indicando que lo debe revertir rápidamente para alinearse a los que están haciendo otros bancos centrales.

"La Unión Europea y China reducirán aún más las tasas de interés e inyectarán dinero en sus sistemas" comentó Donald Trump.

El escenario recuerda el previo a la crisis de 2008 en Estados Unidos que mantuvo tasas abajo de 2% que llegaron al 1% durante más de tres años y provocó una espiral de inflación masiva. De hecho, la última reducción en el costo del dinero, dada a conocer por la Fed fue hace casi 11 años.

Analistas de CI Banco comentaron, "la Fed debería de ser cuidadosa y no alentar a un ambiente de continuas bajas en la tasa porque podría quedarse sin espacio de bajarlas cuando de verdad se desacelere la economía de Estados Unidos"

Bajar las tasas por parte de Estados Unidos como respuesta a la presión de Trump puede derivar en el largo plazo en una espiral inflacionaria como la suscitada antes de la crisis subprime.

Esta baja en las tasas de interés muestra señales de solidez y se debe en gran parte a la postura cortoplacista de Trump, puesto que ayudará a dinamizar la economía en el corto plazo. Preocupa el impacto de la medida en dos o seis años si la economía estadounidense pierde dinamismo puesto que quedará poco margen para recortar las tasas, en caso de necesidad de reactivación de la economía.

Para el escenario mexicano, el anuncio de la Fed dará mayor espacio para bajar sus tasas como ha recomendado el subgobernador Gerardo Esquivel en el último comunicado donde fue el único de la junta de gobierno que voto en contra de mantener las tasas.