G7 reitera compromiso para restaurar confianza y crecimiento económico por COVID-19

 24-03-2020
Patricia Manero

 

   

 

El G7, conformado por Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos -quien tiene la presidencia en turno este 2020- reiteró el 24 de marzo de 2020 el compromiso de realizar "todo lo necesario" en función de restaurar la confianza y crecimiento económico frente a la crisis generada por la expansión y propagación del COVID-19 en el mundo.

De acuerdo con un comunicado lanzado después de una reunión virtual entre el grupo, sus ministros de economía y los dirigentes de los bancos centrales, los líderes harán todo lo necesario para recuperar la confianza y el crecimiento económico en los países más afectados. "Protegeremos empleos, empresas y la resistencia del sistema financiero".

Asimismo, los países que comprenden el Grupo de los Siete son considerados los más industrializados y ricos del mundo. No obstante, Estados Unidos e Italia no han logrado mitigar los contagios y muertes a causa de este nuevo virus debido a su red de sistema de salud. En este sentido, la paralización generalizada de las actividades puede amenazar con llevar al mundo a una recesión económica, por ello, los bancos centrales contrarrestan estas consecuencias llevando a cabo grandes inyecciones de liquidez, además, las autoridades estatales lanzaron planes de estímulo fiscal.

G7 reiteró, ofrecerá el esfuerzo fiscal que se necesita en función de ayudar a las economías a recuperarse de manera rápida, así como continuar con las medidas de estímulo monetario. "Prometemos mantener las políticas monetarias expansivas todo el tiempo que sea necesario y estamos listo para tomar mayores acciones, usando toda la gama de instrumentos consistente con nuestros mandados", advierte el comunicado.

Entre las acciones tomadas por las diferentes potencias, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos recortó drásticamente los tipos de interés hasta dejarlos entre el 0 y 0,25 por ciento. Asimismo, anunció un programa de compra de bonos del Tesoro de carácter ilimitado; por su parte, en el Congreso estadounidense, los legisladores estiman un paquete de estímulo fiscal de un monto de 2 mil millones de dólares en función de reactivar la economía.

Respecto a la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) respondió con un multimillonario programa de compra de deuda y eliminó las exigencias de control del déficit fiscal tras el impacto económico del coronavirus COVID-19.

Según los más recientes datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos globales de COVID-19 superan los 300 mil, mientras que las defunciones alcanzaron al 24 de marzo de 2020 la cifra de 14 mil 652 desde el inicio del brote en Wuhuan, China. Ante esta crisis, el G7 buscará reactivar la economía a partir de la confianza y crecimiento económico mediante sus medidas monetaria.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-