Julian Assange no será puesto en libertad ante el riesgo por contagio de COVID-19

 26-03-2020
Miguel Robles

 

   

 

El sistema de justicia británico rechazó la liberación del programador y cofundador de WikiLeaks Julian Assange, luego de exigir por su cuenta el beneficio ante su delicado estado de salud y el riesgo existente de contraer el COVID-19. El hacker australiano tuvo graves afecciones pulmonares crónicas, lo que podría significar un escenario grave para él frente a un posible contagio de coronavirus.

De esta forma, la solicitud de Assange de salir del penal de Belmarsh con un brazalete en el pie se debió a que, según su comité de apoyo, personal de la cárcel donde se encuentra recluido presenta los síntomas característicos de la pandemia que azota y paraliza al mundo.

Assange estuvo en el ojo del huracán desde 2010 cuando reveló al mundo cientos de documentos clasificados de operaciones, actividades y relaciones diplomáticas y militares estadounidenses en todo el mundo, especialmente en países del Medio Oriente, como Afganistán e Irak.

Por esta razón enfrenta una ardua persecución avalada con una orden de extradición al país norteamericano, ya que se le considera una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos. Este no es el único delito imputado al programador, en 2012 la embajada ecuatoriana en Londres le brindó asilo político a Julian, luego de solicitarlo, en esos momentos era acusado de violar a una mujer en Suecia y acosar a otra más.

Las autoridades suecas también exigieron la extradición de Assange para responder por estos actos, pero debido al asilo político, poco se pudo hacer. Por otra parte, la Corte de Magistrados de Westminster emitió una orden de arresto para Julian Assange por no ponerse a disposición de la corte.

Según el departamento de justicia de Estados Unidos, Assange, quien siempre se ha declarado inocente de todos los cargos, conspiró con la exanalista de inteligencia Chelsea Manning para publicar más de 700 mil documentos secretos, esto le valió a Manning una condena de 35 años en prisión dictada en 2013.

Casi ocho años después, el 11 de abril de 2019 Julian Assange fue arrestado en Inglaterra y puesto bajo el cuidado de las autoridades londinenses en el penal de Belmarsh, gracias a que el gobierno ecuatoriano revocó el asilo político otorgado en 2012. Los crímenes se contemplaron en relación a un cargo federal de conspiración por cometer una intrusión informática al haber aceptado el robo de una contraseña para entrar en una computadora clasificada del gobierno de Estados Unidos.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-