Nicolás Maduro pide intervención de ONU en elecciones legislativas de Venezuela

 23-01-2020
Patricia Manero

 

   

 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se dirigió el 23 de enero de 2020 al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres en función de solicitar a la organización una comisión que supervise las elecciones legislativas previstas para 2020 en Venezuela.

Nicolás Maduro y su esposa, Cilia Flores se presentaron en Caracas para un acto político, donde el presidente invitó a Guterres al nombramiento de la comisión, "se lo estoy diciendo con tiempo, Venezuela quiere que la Secretaría General de la ONU nombre una comisión de acompañantes electorales". Cabe mencionar, dichos comicios aún no tienen fecha fijada y la oposición todavía no decide si participar en la contienda, a consecuencia de una desconfianza en el árbitro electoral, pues la mayoría de estas autoridades son cercanas al presidente Maduro.

Por otro lado, el líder chavista instó a los gobiernos de México, Argentina, Panamá, así como a la Unión Europea (UE) y al Grupo de Contacto a acompañar activamente a Venezuela en las negociaciones en función de "lograr un acuerdo electoral de amplias garantías". Ante esto, la administración de Maduro explicó, requiere un "acuerdo de consenso" con la oposición venezolana, dirigida por Juan Guaidó, misma que se niega a participar en negociaciones si no son para repetir las elecciones presidenciales de 2018, año de la reelección de Maduro.

Según el Ejecutivo venezolano, se requiere acompañamiento internacional "para que sean testigos el día que el pueblo de Venezuela recupere su Asamblea Nacional", con mayoría opositora desde 2016. Por otra parte, la reelección de Nicolás Maduro dio de qué hablar en la comunidad internacional, donde potencias como Estados Unidos reafirmaron su nulo apoyo al mandatario.

Contextualizando, el 23 de enero de 2019 Juan Guaidó, encargado de la presidencia de la Asamblea Nacional, invocó la Constitución venezolana en función de asumir el cargo de presidente interino con el apoyo de Estados Unidos y alrededor de 60 países más. Asimismo, dentro de Latinoamérica predomina el reconocimiento de Guaidó, aún sin lograr el buscado "cambio de régimen; sólo México, Nicaragua, Cuba y Argentina reconocen al actual presidente venezolano. No obstante, la administración de Donald Trump sigue imponiendo sanciones y presión internacional.

En este sentido, este 23 de enero de 2020 el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió con líderes del exilio venezolano en Miami para hablar acerca de las estrategias del gobierno estadounidense en función de presionar a Maduro y sus funcionarios a abandonar el poder. Según Pompeo, el gobierno de Maduro es equiparable al liderazgo de un cártel de drogas y expresó "confío que el pueblo venezolano no volverá a apoyar a Maduro y a sus matones como líderes".

Después de que Nicolás Maduro afirmara a la comunidad internacional estar abierto a dialogar con Estados Unidos, el secretario de Estado mencionó no haber visto disposición de parte del presidente de Venezuela en permitir elecciones libres, aún con la crisis política que acaece en su país, y añadió, harán todo lo posible para que se logren.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-