Piden a Irán respetar acuerdos sobre el tratamiento de enriquecimiento de uranio

 19-07-2019
B Amigon

 

   

 

Francia, Alemania y Reino Unido reafirmaron su compromiso con Irán y pidieron se reconsiderara su producción de uranio puro que viola el tratado realizado en 2015.

Emmanuel Macron, presidente francés, Angela Merkel, canciller federal alemana, y Theresa May, primer ministra británica demandaron en un comunicado a Irán que reconsidere sus últimas acciones las cuales ponen en riesgo el tratado hecho hace cuatro años y piden regresar al diálogo.

"Creemos que ha llegado el momento de actuar responsablemente y buscar la manera de detener la escala de tensiones y volver al diálogo. El riesgo es tal que es necesario para todas las partes interesadas parar y considerar las posibles consecuencias de sus acciones", escriben los mandatarios.

Por el momento las tensiones entre Irán y Estados Unidos continúan aumentando con cada acción. Irán ha amenazado a Europa con continuar su producción de uranio purificado si no se detienen o se compensan las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump y, por su parte, Estados Unidos aumenta las sanciones económicas a Irán y a los países que tienen relaciones económicas con él.

El Plan Conjunto de Acción Comprehensiva (JCPOA, por sus siglas en inglés) fue firmado el 14 de julio de 2015 entre Irán, Rusia, China, Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos. El plan aseguraba reducir las reservas de uranio enriquecido hasta 300 kg y mantener su pureza en 3,67%, entre otros puntos.

Cuando el presidente Trump decidió salirse del acuerdo en 2018 bajo los argumentos de ser un plan que no impedía la creación de misiles balísticos, se implementaron sanciones al país medioriental, principalmente al petróleo. Irán, como estrategia para liberarse de los impuestos estadounidenses, aumentó la pureza del uranio enriquecido a más del límite permitido, dato verificado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Las tensiones aumentaron aún más con el derribo de un dron estadounidense en territorio iraní en mayo de 2019, aunque fue negado por autoridades en el Pentágono.

La concentración de más del 90% en uranio es la necesaria para crear bombas nucleares, por lo que varios países han pedido el cese de estas operaciones que arriesgarían la seguridad de los involucrados. El país persa ha declarado no tener intenciones de realizar un arma nuclear, pero sí ha amenazado con regresar a los niveles de purificación de antes de 2015.

Washington busca negociar el programa de misiles persas, mientras que Irán quiere recompensas por sus exportaciones petroleras. Los demás países involucrados en el acuerdo tratan de pedir un cese y regresar al diálogo para que todos salgan beneficiados sin el riesgo de una posible bomba nuclear.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-