Audi reduce sus emisiones de CO2 gracias al uso de aluminio reciclado en sus autos

 13-06-2020
Andrés Zimbrón

 

   

 

Desde 1994, el proyecto de la fábrica de vehículos Audi ha evitado más de 350 mil toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2) desde que empezó a emplear aluminio reciclado en la construcción de al menos siete series de sus autos. El aluminio consume mucha energía y la firma alemana llevó este material a otro nivel gracias al ahorro en materias primas y el ciclo de reutilización de este metal.

Marco Philippi, jefe de estrategia de adquisiciones en Audi, aseguró que el uso eficaz y económico de los recursos es tan fundamental para la empresa como la reducción de las emisiones de dióxido de carbono. El proyecto Audi Space Frame, iniciado hace 26 años, sigue innovando en cada línea de producción dentro de la organización.

"Los costos para producir energía al momento de fabricar un automóvil se reducen cuando la empresa utiliza materiales reciclados. El metal ligero también lo estamos utilizando en una innovadora aleación de varios materiales en muchos componentes de los vehículos con la intención de utilizar aluminio reciclado en partes de la carrocería que van desde la serie A3 hasta el A8. En la fabricación de los vehículos mencionados se utiliza un 95 por ciento de aluminio secundario y solo una mínima parte dentro de la carrocería se utiliza aluminio primario", declaró Philippi.

Cabe señalar que, las naves industriales con sede en Ingolstadt y Neckarsulm, Alemania utilizan aluminio reciclado a través de un proceso llamado circuito cerrado de aluminio, una prensa que da la posibilidad de ahorrar valiosas materias primas durante el proceso. La fabricación se ejecuta con dos empresas especializadas en reciclar aluminio, eso potencializa la cantidad del metal dentro del circuito cerrado. Gracias al método de la firma alemana, se logró ahorrar poco más de 150 mil toneladas de emisiones de CO2 en 2019.

Además, la compañía de los cuatro aros tiene la intención de reducir a una cuarta parte los contaminantes producidos en 2019 y 2020 para 2025. La marca está trabajando con sus proveedores a fin de implementar nuevas medidas con el objetivo de tener un mejor impacto ambiental durante la fase inicial de su producción y contribuir al cambio climático.

Por ahora, se espera que las nuevas iniciativas, las cuales tienen planeadas para los próximos años, provean a Audi de la posibilidad de tener una mejor optimización en cuanto a reducción de emisiones de dióxido de carbono se refiere; dando la confianza a sus clientes de comprar un vehículo amigable con el medio ambiente y al mismo tiempo tener un producto de calidad que caracteriza a la marca.

DESCARGA LA NOTA  SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS

 

-