Consorcio liderado por Senermex gana licitación del Tren Maya

 10-08-2019
Ariadna Armas

 

   

 

El ganador de la licitación para la ingeniería básica seleccionado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) es el consorcio integrado por Senermex, Key Capital, Daniferrotools, Geotecnia y Supervisión Técnica por un monto de 298 millones 987 mil pesos, la oferta más baja de las ocho presentadas y de más de 100 empresas participantes. La ingeniería básica será diseñada por el mismo consorcio de empresas elegido durante el gobierno del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto para construir el Tren Interurbano México-Toluca, cuyo retraso en sus obras alcanza los tres años.

Rogelio Jiménez Pons, director general del Fonatur, declaró en conferencia que el contrato se firmará y será a partir de 15 días posteriores al fallo. En cuanto a las labores del consorcio nombrados como "ingeniería básica", incluyen estudios de cartografías, estructura, obras de toda la ruta del tren y topografía de mil 470 kilómetros. Senermex fue la empresa responsable de los análisis del costo-beneficio, mecánica de suelo, estudios topográficos, ambientales e hidrológicos, y también de la manifestación de impacto ambiental del Tren México-Toluca. Al respecto de las obras ganadas por el consorcio liderado por Senermex, Jiménez Pons indicó "estos estudios serán los insumos para los proyectos ejecutivos que estarán obligados los consorcios, que también licitarán, para hacer cada uno de los tramos del Tren Maya".

Además de los trabajos de de ingeniería básica, el Tren Maya tiene contemplado un tendido de vías por más de 1,500 kilómetros que cruzarán los estados de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo y contará con 14 estaciones a lo largo de la península de Yucatán. Su construcción total tiene previsto una inversión de 7,389 millones de dólares obtenidos del sector público y privado.

Este proceso de selección duró tres meses y se llevó a cabo por Fonatur y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS). En la revisión de los proyectos se involucraron más de 50 especialistas de los sectores jurídicos, administrativos y económicos.

Adicional al asesoramiento de expertos, se realizarán estudios del impacto ambiental que las obras tendrán y la consulta a pueblos indígenas de las zonas. De momento, los asistentes no confirmaron ningún incremento en el presupuesto establecido para las obras del Tren Maya.

Por el lado de la construcción, anunciaron, ya contar con 98% de las firmas de los dueños de los ejidos afectados por las vías. Una vez completado el proceso de firmas, se diseñará una consulta, estudios y se buscará una cercanía con las poblaciones cercanas al Tren Maya.